Recuperar la atención

0

Cada día, viene acompañado por muchos estímulos, que
nos conducen al agotamiento y la dispersión. El teléfono,
el móvil, la radio, internet, la televisión, todas estas -en cierto
modo- distracciones, proyectan nuestra mente en muchos
frentes, y nos impiden “darnos cuenta” de lo que estamos
haciendo.”La atención hace al genio, todo lo que aprendemos
imaginamos y descubrimos, depende de la calidad de nuestra
atención. La atención, abre nuevos mundos y cura enfermedades,
sin ella las cosas dejan de tener gusto, y las bellezas del mundo
nos pasarían por alto”.
Por lo tanto, un requisito para ganar cierto grado de atención
sobre nuestra vida, implica preguntarnos si…
.- trabajamos más de lo que deberíamos y que obtenemos
a cambio.
.-hemos elegido este tipo de vida conscientemente, o nos
dejamos arrastrar por la inercia.
.-vivimos para los demás o para nosotros mismos.
.-tenemos claras nuestras prioridades y actuamos de
acuerdo con ellas.
Al responder a estas preguntas, adquirimos perspectiva
de nuestra existencia, cosa que nos permite hacer las
correcciones necesarias para vivir de forma más coherente.