El Grupo Unicaja Banco obtiene un beneficio neto de 153 millones en el ejercicio 2018, un 10,2% más

0

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 153 millones de euros al cierre del ejercicio 2018, lo que supone un aumento del 10,2 por ciento respecto al ejercicio 2017, según una nota de la entidad.

La mejora de este resultado está fundamentada en el aumento del margen de intereses del 3,1 por ciento, la disminución de los gastos de explotación del 2,2 por ciento, así como una importante y recurrente reducción de las necesidades de saneamientos.

Asimismo, en este período destacan la mejora de los niveles de solvencia, la disminución de los activos no productivos, a la vez que se mantienen los altos niveles de cobertura, el incremento de las nuevas operaciones de financiación crediticia a pymes y particulares, y los altos y holgados niveles de liquidez.

La entidad ha apuntado que la calidad de balance y los niveles de solvencia le han permitido considerar someter a aprobación, en la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas, una propuesta de distribución de un dividendo en efectivo del 40 por ciento del resultado neto del Grupo, anticipando dos años la expectativa prevista para 2020 en la salida a Bolsa.

Esto supondrá distribuir al conjunto de los accionistas un importe total de dividendo en efectivo de 61 millones de euros, frente a los 34,6 millones de euros repartidos con cargo al resultado del ejercicio 2017, y que equivaldrá a un importe de 3,8 céntimos por acción, frente a 2,1 céntimos abonados con cargo al sultado del ejercicio anterior, lo que representa un incremento del 76 por ciento.

CAPACIDAD DE GENERACIÓN DE RESULTADOS

El margen de intereses sube un 3,1 por ciento respecto a diciembre de 2017, debido al impulso de la nueva producción crediticia, que contribuye a estabilizar los ingresos, a la aportación de la cartera de renta fija, y a la disminución de los costes de financiación.

El agregado del margen de intereses y las comisiones se eleva a 820 millones de euros (+2,1%), y crece aún más (+2,9%) a perímetro constante (sin considerar la integración contable de las compañías de
seguros Unión Duero Vida y Duero Pensiones realizada en el primer trimestre de 2018).

Por último, la entidad ha destinado 174 millones a este apartado a lo largo del año, cifra un 23 por ciento inferior a la registrada en el mismo período de 2017.

ACTIVIDAD COMERCIAL

La dinámica comercial ha permitido seguir incrementando los volúmenes de operaciones crediticias en los segmentos de particulares y pymes, y, por otro, continuar con el aumento de los recursos captados, en especial a través de seguros de ahorro y cuentas a la vista.

En cuanto a las nuevas operaciones de crédito, las formalizaciones alcanzaron los 3.248 millones de euros. Esto ha venido acompañado de un incremento de la rentabilidad. Además, el volumen de recursos administrados por el Grupo (sin ajustes por valoración) alcanzó los 55.507 millones de euros.

En este sentido, la entidad ha combinado dos estrategias: prudencia respecto a las condiciones financieras para los recursos en balance de clientes corporativos y ha atendido las preferencias de los clientes de reorientar sus ahorros a productos menos sujetos a la volatilidad del mercado. Esto ha originado un incremento del 7,7 por ciento de los saldos a la vista y del 15,6 por ciento en los seguros de ahorro, así como una disminución de los fondos de inversión, y de los recursos a plazo y de administraciones públicas.

Todo ello ha supuesto un incremento de los saldos en balance del 0,2 por ciento y una disminución de los saldos de fuera de balance y seguros del 0,9 por ciento, que han situado los recursos totales de clientes prácticamente en los mismos niveles que al inicio del
ejercicio.

REDUCCIÓN DE ACTIVOS NO PRODUCTIVOS

Unicaja Banco destaca la reducción de los activos no productivos -NPAs- (dudosos más adjudicados inmobiliarios), que cayeron en 995 millones de euros (21,7%), con disminuciones netas de 785 millones de euros en los activos dudosos (-29,0%) y de 210 millones de euros en los adjudicados (-11,2%). Así, el saldo de activos dudosos del Grupo a cierre del ejercicio 2018 disminuyó hasta 1.926 millones de euros y el de inmuebles adjudicados hasta 1.661 millones.

Igualmente, los niveles de cobertura del Grupo Unicaja Banco se mantienen entre los más altos del sector. La cobertura de los activos no productivos se situó en un 57,3 por ciento a cierre de diciembre, mientras que la de los riesgos dudosos alcanzó el 53 por ciento; y la de los inmuebles adjudicados, el 62,2 por ciento. Así, el saldo de activos no productivos, netos de provisiones, se situó en 1.533 millones de euros, y representa un 2,7 por ciento de los activos del Grupo a cierre de diciembre de 2018.

NIVELES DE SOLVENCIA

En términos de solvencia, a finales de diciembre, el Grupo Unicaja Banco presentaba una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET 1) del 15,4 por ciento, y de capital total del 15,7 por ciento, entre las más elevadas del sector, y que suponen un incremento interanual de 0,9 p.p. y 0,6 p.p., respectivamente.

En términos de fully loaded (según el cómputo una vez finalizado el período transitorio para la aplicación de la normativa de solvencia), Unicaja Banco cuenta con una ratio CET1 del 13,5 por ciento (+0,7 p.p interanual) y de capital total del 13,7 por ciento (+0,4 p.p).

En relación con la liquidez, Unicaja Banco mantiene “unos sólidos y excelentes” niveles de liquidez, así como un elevado grado de autonomía financiera. Los activos líquidos disponibles (deuda pública en su mayor parte) y descontables en el BCE, netos de los activos utilizados, se elevan a diciembre a 13.939 millones de euros, lo que representa un 24,2 por ciento sobre el balance total del Grupo.

Asimismo los recursos de clientes con los que se financia la entidad superan ampliamente su inversión crediticia, como refleja la relación de los créditos sobre los depósitos (loan to deposit, LTD), que se sitúa en el 73 por ciento.

DIGITALIZACIÓN

Siguiendo su Plan de Negocio 2017-2020, en el marco del plan de digitalización en curso, durante 2018 se ha registrado un incremento continuado del número de clientes digitales, que ya representan cerca de un 30 por ciento del total y del conjunto de las transacciones financieras y consultas de la clientela, el 67 por ciento es a través de los canales de banca electrónica.

Por su parte, en relación al plan de dinamización comercial, con el objetivo de dar mayor impulso al negocio, se ha lanzado una nueva sistemática comercial en oficinas dirigida a maximizar su efectividad y productividad.

Por otro lado, la entidad ha cerrado a finales del ejercicio, con el respaldo mayoritario de las organizaciones sindicales, el acuerdo de negociación laboral para el conjunto de la plantilla del banco, desarrollado por motivos de eficiencia y en línea con el resto del sector. Este acuerdo regula un proceso de desvinculaciones voluntarias y progresivas por prejubilación y bajas indemnizadas que se llevará a cabo de forma gradual durante tres años, así como el
establecimiento de unos criterios para la aplicación de medidas de flexibilidad interna.

En relación con la integración de EspañaDuero, en septiembre de 2018 el Grupo Unicaja Banco finalizó la fusión por absorción de su filial EspañaDuero (fusión jurídica e integración informática de la filial).

Por último, la entidad ha continuado realizando actuaciones en el ejercicio de su Responsabilidad Social Corporativa (RSC), como la renovación de su participación en el Fondo Social de Viviendas o el mantenimiento de las actuaciones relacionadas con el tejido productivo y con los emprendedores y empresarios.