La compañía malagueña Dance Carft explora “el tabú del suicidio en la sociedad”

0

 

La compañía malagueña de danza Marina Miguélez-Dance Craft explora la situación “tabú del suicidio en la sociedad” y rinde homenaje a todas aquellas personas que se han visto envueltas en él en su nueva obra ‘Penumbra’, que estrena este sábado a las 21.00 horas en la Sala Gades de Málaga.

La compañía se ha aproximado a esta cuestión “con mucho cariño” y han recurrido a psicólogos para informarse sobre ello, según ha explicado a Europa Press la directora y coreógrafa de la misma, Marina Miguélez.

“Lo que estamos intentando experimentar en la pieza es cómo podemos arropar a esas personas que se sienten tan mal que al final la única salida que ven, la única forma de encontrar alivio, es quitándose la vida”, ha detallado Miguélez, que también ha precisado que “es un homenaje, pero amable, desde el cariño, de decirles: esto hay que saberlo, hay que estar atentos, hay que estar alertas, por si le pasa a alguien de tu entorno”.

Este tema estaba presente en los pensamientos de Miguélez desde hace años, por lo que ha sentido que ahora era el momento de plasmarlo, después de hacer otras piezas “menos profundas”.

“La verdad es que es un tema que a mí siempre me había llamado la atención porque me parece que es una realidad que no todo el mundo controla. Yo no tenía ni idea de que la tasa de suicidio fuera altísima, y entonces, como coreógrafa, siempre estaba ahí como en la recámara y digo: a ver cuándo soy capaz de abordarla”, ha apuntado al respecto.

Al tenerlo tanto tiempo interiorizado fue tomando forma en su cabeza y cuando se puso “manos a la obra” ya tenía el esquema de la secuencia de la coreografía montado, por lo que solo han tardado en crear la obra, de 25 minutos de duración, unos 17 días. “Ha sido un proceso muy fluido en el que han surgido un montón de cosas que han ido creciendo también según lo íbamos creando”, ha añadido.

Junto a ella interviene la otra bailarina de la compañía, Paula Montoya, con quien ya había trabajado en otras dos coreografías, por lo que se conocen mucho, a lo que se suman las aportaciones de su madre, Mariola Lucena, que es su asistente de dirección.

También juega un papel importante la iluminación, de la que se encarga Juanjo de la Fuente. “Lo que queremos decir con ‘Penumbra’ es que no es una oscuridad total, es eso, que hay un poquito de luz como que se empiezan a ver los objetos, lo que hay alrededor, pero no claramente como cuando está iluminado”, ha apuntado Miguélez al respecto.

Junto al estreno de ‘Penumbra’ interpretarán la pieza ‘Packed with love’, inspirada en la mirada de los enamorados y estrenada en 2015 en el Ballet de la Ópera de Núremberg (Alemania).

Aunque esta obra pueda parecer superficial, Miguélez ha advertido que “tiene un trasfondo y un leer entre líneas” que a ella personalmente le gusta mucho, el cual “si vas un poco más allá pues es verdad que todo tiene un significado un poco más profundo, que a simple vista parece bailar por bailar”.

Así, al bailar las dos piezas “la idea es jugar un poco, que era lo que nos apetecía hacer también por mostrar, digamos, las dos caras de la moneda, porque una misma persona puede experimentar sensaciones maravillosas y pensamientos súper positivos y también, en diferentes momentos de su vida, la misma persona puede verse sumida en una sensación muy diferente”, ha explicado la coreógrafa.

“El contraste es ilustrar, digamos, toda la capacidad que tenemos como intérpretes y como creadores; también por darle un punto más de versatilidad a la compañía y trabajar en esa diferencia de repertorio”, ha añadido.

Miguélez ha definido a su equipo como una joven compañía de danza, constituida hace poco más de un año, que tiene la intención de crecer y expandirse dentro y fuera de Andalucía.

Su objetivo es tener cada vez más trabajo en Málaga, creando público de calidad, para no tener que buscarlo fuera de España, ya que Miguélez pasó ocho años bailando en Alemania, y seis en Madrid, por falta de profesión en Málaga.

Por ese motivo, busca “sentar poco a poco pues una base para que quizás en el día de mañana los bailarines tengan la opción de marcharse si quieren, pero que tengan esa opción”.