La fisioterapia: salud no farmacológica

0

La salud se nutre de diferentes disciplinas y la fisioterapia es una de ellas. Esta disciplina apareció como una alternativa que no incluye fármacos en sus tratamientos, que colaboran a aliviar y sanar dolencias múltiples que pueden presentarse de una manera aguda o crónica.

Existe la idea general de relacionarla con los masajes, pero en realidad la fisioterapia requiere de estudios y la aplicación de técnicas que abarcan un espectro mucho más amplio. La mejoría y bienestar se logra mediante diversos campos de acción, dependiendo de la patología o la lesión que necesita tratarse.

Fisioterapeutas profesionales con formación universitaria

La Ley Española de Ordenación de Profesiones Sanitarias, educa, dirige y orienta el desempeño de los fisioterapeutas profesionales y la desarrollan en distintas ciudades. Por ejemplo, la fisioterapia Málaga cuenta con profesionales y equipos de alta calificación y desempeño, encargados oficialmente de la Federación Andaluza de Baloncesto.

Los fisioterapeutas profesionales de larga experiencia aseguran que no existen en el mundo dos personas iguales, y por tanto no pueden existir tratamientos exactamente iguales tampoco. La fisioterapia de suelo pélvico es una de las que está siendo más solicitada, con el fin de prevenir afecciones que se relacionan con los músculos de la pelvis, el peroné y el abdomen.

Los trabajos pasivos se han convertido en causa de lesiones comunes, debidas a jornadas laborales extensas, que implican muchas horas sentado y provocan dolores en la zona cervical y lumbar. El sistema linfático a veces sufre de afecciones que necesitan un masaje para drenarlo, muy adecuado para la celulitis, inflamaciones en los brazos, acumulación de líquidos o hipertensión y todos estos son practicados por profesionales de la fisioterapia.

Tipos de terapias para cada necesidad

Los fisioterapeutas trabajan en diferentes campos de acción o técnicas de tratamiento:

  • Fisioterapia Ortopédica: Se aplican los tratamientos de prevención, mantenimiento y mejora del estado general de salud de los pacientes. Se enfoca hacia la especialidad de la Traumatología, que incluye la Ortopedia, aplicando los conocimientos de los vendajes como técnicas sanadoras, desde los que implican mayor complicación, como el neuromuscular y el funcional, hasta las formas más simples de colocar una venda. En la fisioterapia ortopédica se utilizan diversas técnicas manuales.
  • Traumatológica: Se aplica cuando se trata de patologías o lesiones que han afectado el sistema de los músculos y el esqueleto, como las lesiones óseas, las recurrentes musculares y en otros casos, lesiones a nervios sufridas durante un accidente. Las malformaciones que se adquieren con el tiempo o las congénitas también son tratadas con esta técnica.
  • Geriátrica: Trata los cambios físicos que aparecen con la vejez, ayudando a prevenir su avance mediante actividades y ejercicios para distintas patologías y lesiones.
  • Fisioterapia Deportiva: Para aliviar a los pacientes que realizan deportes, por lo que los tratamientos son mucho más dinámicos que los utilizados en la traumatológica y la ortopédica.
  • Neurológica: Utilizada para aliviar el sistema periférico y el sistema nervioso central. Suelen emplear múltiples estimulaciones, como la temprana que se emplea en niños recién nacidos o de muy corta edad y otras que se trabajan en pacientes de edades diversas.

Centros de salud en los que se ofrece fisioterapia

Actúan en tres niveles principales: el primario, que abarca la educación, la prevención y la habilitación; el secundario, que se encarga de distintos procesos de curación y el terciario, para los procesos crónicos o ya instaurados y patologías de funcionamiento físico.

Se desempeñan en distintos centros de salud:

  • Centros deportivos, gimnasios y clubes: Corrigiendo indebidas posiciones en cada deporte y recuperando las lesiones surgidas en su desempeño.
  • Centros de integración: Rehabilitando niños con discapacidades, permitiéndoles acceder a la educación.
  • Instituciones de salud: Tratan procesos menores o crónicos, fomentan el cuidado personal y preparan a las embarazadas para el parto.
  • Hospitales generales: Especializados en rehabilitación, terapia ocupacional, ortopedia y logopedia.
  • Servicios especializados de hospitales: Para los quemados, síndromes neurológicos graves, trasplantes cardíacos o respiratorios y pacientes parapléjicos.
  • Residencias para la tercera edad: Labores de prevención y terapias para las personas mayores, a fin de ofrecerles una mejor calidad de vida.
  • Colegios especiales: Para jóvenes y niños con condiciones físicas especiales.
  • Grupos y asociaciones de autoayuda: Promoviendo y educando acerca de las posturas o movimientos bruscos y forzados.