El presupuesto de la Diputación de 2019 supera los 300 millones, con un 22% más de inversiones

0

El presupuesto de la Diputación de Málaga para 2019, que incluye todos sus entes, superará los 300 millones de euros, un cinco por ciento más que los del presente ejercicio, que ascendían a 290 millones. Las inversiones se incrementarán un 22 por ciento el próximo año, alcanzando los 70 millones de euros.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, que ha explicado en rueda de prensa los aspectos más destacados de los presupuestos de 2019 junto al portavoz de Ciudadanos, Gonzalo Sichar, ha hecho hincapié en que se trata de un “buen presupuesto, histórico; es el primero de esta casa de la deuda cero, no hay que destinar ni un céntimo para amortizar pagos a bancos”.

El presupuesto exclusivo de la Diputación será de 243 millones de euros, un cinco por ciento más que el de este año. El consolidado, de más de 300 millones, agrupa las cuentas de la propia institución y del Patronato de Recaudación, Turismo y Planificación Costa del Sol y los cinco consorcios: Agua, Residuos, Bomberos, Montes Alta Axarquía y Parque Maquinaria de Municipios de Nororma.

Bendodo ha subrayado que los ejes prioritarios son el refuerzo de las políticas de atención a la ciudadanía, que dispondrán de 98 millones, entre ellos 1,6 para subvenciones a familias; el aumento de los planes de desarrollo para los municipios; el incremento “notable” de las inversiones y el fomento del empleo, incluyendo un nuevo plan para jóvenes estudiantes de Formación Profesional.

Sichar, por su parte, ha aludido al trabajo “in extremis” realizado, al haber recibido el borrador de presupuestos el pasado 5 de diciembre y ha destacado que, tras incluir determinadas partidas e inversiones, y contemplarse una primera modificación presupuestaria para el mes de enero, se trata de un “buen documento” en el que se han incluido partidas propuestas por Ciudadanos valoradas en 25 millones de euros.

El portavoz de la formación naranja ha señalado que han tenido que ir “a marchas forzadas” puesto que hasta la semana pasado no se habían cumplido algunas partidas “vitales” del presupuesto de este ejercicio, de ahí que el pleno se pospusiera del 21 al 28 de diciembre. “Lo importante no es cuándo se marca sino cuándo se gana y el PP ha cumplido”, ha incidido Sichar, que ha resaltado que se han pedido partidas “del diez por ciento del presupuesto de la Diputación”.

“Que con dos diputados de 31 hayamos influido tanto no es nada desdeñable”, ha expuesto Sichar, que ha añadido que el PP “cumple lo que pacta con Ciudadanos”. “Este presupuesto es mejor que el del año pasado y entonces ya dije que era el mejor presupuesto que había tenido la Diputación”, ha aseverado.

Bendodo ha resaltado que se pasará de 57 millones de euros en inversiones a los 70 millones previstos para 2019, lo que supone “multiplicar por 2,5 las realizadas en 2011, antes de que este equipo de gobierno del PP llegara”.

Del total, 50 se emplearán directamente en los municipios con mejoras de infraestructuras básicas, aumento de parques y zonas verdes y nuevos equipamientos sociales, culturales y recreativos. Igualmente, destacan otros diez millones de euros para el arreglo y el refuerzo de la seguridad vial de las carreteras provinciales.

Además, se destinarán cuatro millones para la finalización de las obras para rehabilitar y dar nuevo uso cultural a la plaza de toros de La Malagueta. También se contemplan seis millones para la ampliación del Caminito del Rey y para actuaciones en los cuatro municipios del entorno que forman parte del proyecto europeo de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI): Álora, Antequera, Ardales y Valle de Abdalajís.

Un millón y medio de euros se dedicarán a la mejora de centros sociales y culturales de la Diputación. En este sentido, se contemplan obras de reforma en La Térmica y la rehabilitación del edificio de calle Carretería, además de continuar las mejoras en los centros de atención especializada, especialmente el Centro Gualdamedina.

Otras inversiones son los dos millones de euros que se destinarán a proyectos de la Senda Litoral y otros dos millones y medio irán para actuaciones de mejora de infraestructuras y equipamientos municipales, así como obras hidráulicas.

Además, se emplearán 1,5 millones de euros a la rehabilitación de polígonos industriales; y medio millón de euros para la depuradora de Atajate, mientras que la de Jimera de Líbar será financiada íntegramente por el Estado.

Bendodo ha defendido que uno de los ejes prioritarios de las cuentas es el refuerzo de las políticas de atención a la ciudadanía. Así, las delegaciones de dicha área contarán con 100 millones de euros, de los que se dedicarán 73 millones de euros para gasto social y servicios preferentes.

Así, habrá 1,6 millones de euros para subvenciones a familias y 500.000 euros para la construcción de centros sociales en la provincia, con preferencia para el centro de Alzheimer de Coín, en la comarca del Guadalhorce.

Otras políticas sociales incluirán actuaciones en materia de la igualdad y lucha contra la violencia de género, para el apoyo a las familias con más dificultades, y para servicios sociales, dependencia y centros de atención especializada, tercer sector, cultura, educación, juventud y deportes.

También se incluye en las cuentas el fomento del empleo, con una dotación que superará los tres millones de euros, un 50 por ciento más que este año, incluyendo un nuevo plan para jóvenes estudiantes de Formación Profesional, a propuesta de Cs, junto los que ya se dedican a universitarios, a parados de larga duración y a emprendedores.

La planificación y la promoción turística contarán con diez millones de euros, y el gasto para seguir impulsando la industria agroalimentaria (Sabor a Málaga) alcanzará los 8,2 millones de euros, con ayudas de 1,5 millones para la promoción empresarial.

Respecto a la atención a los municipios, además de los 50 millones de inversión directa, se reservan otros diez para transferencias corrientes a los pueblos menores de 20.000 habitantes para mejorar su tesorería y ayudarles a hacer frente a pagos.

El portavoz de Cs ha resaltado que sus peticiones, por valor de 25,5 millones, son de apoyo a municipios como el plan de mejora de equipamientos municipales y el de ayudas para mejora de infraestructuras hidráulicas, dotados cada uno con un millón de euros. Igualmente, se ha recogido el pago de cuotas por el tratamiento de residuos sólidos urbanos de municipios menores de 5.000 habitantes, valorado en 2,4 millones.

Además, ha detallado la inclusión de mejoras en carreteras en los accesos desde la zona de El Chorro hasta la Sierra de las Nieves por un importe de 6,9 millones de euros; reformas en La Térmica y mejoras en el Centro Guadalmedina por 1,1 millones de euros; y la construcción de un centro de Alzheimer en el Guadalhorce, con 300.000 euros.

En su intervención, el presidente de la Diputación ha agradecido a Ciudadanos su “talante y compromiso” para sacar adelante estas cuentas, que ha calificado de “realistas”. Así, ha asegurado que se han mantenido contactos con todas las formaciones de la Corporación aunque ha lamentado que algunas ya estaban predispuestas a no apoyar estas cuentas.

También ha hecho hincapié en que es la primera vez en la que no hay que pagar la amortización de la deuda: “Cuando llegamos al gobierno de esta institución en junio de 2011 nos encontramos con una deuda de 220 millones y siete años después, en junio de este año, conseguimos saldar esa pesada losa. Dejar de pagar dinero a los bancos permite dedicar más recursos económicos a gasto social y a inversiones en los pequeños municipios”.

En definitiva, ha concluido Bendodo, estos presupuestos son “el broche de oro a cuatro años de buena gestión y que levantan la losa de la deuda heredada y que han permitido invertir más que nunca”.