Tendencia favorable hacia la custodia compartida en España

0
Custodia compartida en España

La custodia compartida se ha convertido en la opción preferida por todas las partes involucradas en un proceso de divorcio y los casos en los que se opta por este tipo de custodia de los hijos no deja de aumentar.

En concreto, según los datos ofrecidos por el INE, en el año 2017 se otorgó el régimen de custodia compartida de los hijos en un 30,2% del total de los casos de separación y divorcio que se registraron en España. Esto supone un aumento considerable con respecto a los años anteriores, ya que los casos se han triplicado en solo una década.

Motivos principales para el aumento de la custodia compartida

Especialmente a partir del año 2009, comenzó el mayor auge de la custodia compartida, debido a que el Tribunal Supremo estableció una serie de requisitos para acceder a ella. Asimismo, como indica Elena Crespo, abogada especialista en derecho de familia, “el propio Tribunal Supremo ha argumentado que la custodia compartida debe considerarse la más adecuada a la regulación legal que establece el artículo 92 del Código Civil“.

Por otro lado, es importante tener en cuenta el interés del menor, por lo que el hecho de que ambos progenitores compartan el cuidado de los hijos en la mayoría de ocasiones será beneficioso para el desarrollo del menor.

Conclusiones

Aparentemente es lógico pensar que los casos en los que se otorgue la custodia compartida seguirán aumentando en los próximos años debido al cambio tanto en la mentalidad como en la jurisprudencia.

Aunque es cierto que no siempre se puede acceder a la custodia compartida por tener que cumplir varios requisitos, “siempre que exista el clima adecuado para aplicarla, se nos antoja la opción más igualitaria, al permitir a ambos progenitores compartir la crianza del menor y participar en su educación y desarrollo en igualdad de condiciones si bien habrá que valorar caso por caso qué opción es la más adecuada para cada familia” según concluye Elena Crespo.

Por lo tanto, cada situación tendrá que ser estudiada de forma individual y a pesar de que el Tribunal Supremo considera a la custodia compartida como la opción prioritaria, si las circunstancias lo requieren se podrá optar por la custodia monoparental (a día de hoy sigue siendo mayoritaria) para proteger el interés del menor.