Claves para afrontar conflictos en las reuniones familiares

0

Claves para afrontar conflictos en las reuniones familiares

En estas fechas próximas a Navidad se acercan las reuniones familiares; a veces estas reuniones se convierten en entornos propicios para las discusiones a través de los conflictos no resueltos, que al quedar abiertos dan lugar a emociones negativas que se guardan y explotan en la cena de Nochebuena o la comida de Navidad. ¿Temes que esto te pueda pasar a ti en la próxima reunión familiar de estas fiestas?

La psicóloga especialista María José Polo, del gabinete Psicólogos Málaga PsicoAbreu  revela las claves para afrontar las reuniones familiares con éxito. Es posible que en la reunión comience una escalada de tensión y quizás puedas darte cuenta a tiempo. En este artículo encontrarás estrategias para ser capaz de salir airoso de un ambiente familiar tenso.

Estrategias clave

 

  • Evita hablar de los temas pendientes conflictivos, si hay que hablar del tema, las reuniones familiares de Navidad  seguramente no serán el momento más indicado para hacerlo. Aunque pueda parecer tentador responder a una provocación, será mucho mejor redirigir la conversación hacia un tema que no sea tan conflictivo

 

  • Centra tu atención en quien te provoque emociones positivas. Seguro que en tu familia habrá mas de una figura con la que te sientas más relajado. Si a esa persona que aprecias le hace ilusión ver a la familia reunida, concéntrate en lo que tu gesto aporte en la felicidad de esa persona querida.

  • Reflexiona previamente acerca de los motivos de tu malestar. ¿Qué es lo que realmente te molesta? ¿Se puede cambiar?. En ocasiones nos molesta una característica personal de un familiar y quizás una reunión navideña no sea el contexto más idóneo para decirle a alguien que deje de fumar o que debería comer menos; tenemos el resto del año para hacerlo, no es necesario propiciar la tensión y empañar este tipo de reuniones familiares con conflictos innecesarios.

 

  • Sopesa las posibles consecuencias del conflicto. Ten un diálogo interno contigo mismo, utiliza las autoinstrucciones para ello. La forma en que nos hablamos a nosotros mismos puede llegar a calmarnos y dotarnos de mayor serenidad.

 

  • A veces, una retirada a tiempo es una victoria. La evitación no siempre es una estrategia de afrontamiento negativa; más bien, es la mejor estrategia cuando tenemos que afrontar situaciones complicadas y no es ni el momento ni el lugar.  Por otro lado, la retirada de la reunión es casi la única opción posible cuando intuyes que podrías llegar a un punto de no retorno (enfadarte, perder el control de tus emociones, etc)

Recuerda que las reuniones familiares no son el mejor momento para explicar tus necesidades personales ni para mantener a raya a quienes te molesten.  A pesar de ello, es positivo establecer límites pero durante todo el año en general y saber que tienes el derecho de tomar tus propias decisiones. Para poder disfrutar de estas fiestas, centra tu mente en los aspectos positivos y ten presente que tu actitud en estas fechas puede tener un gran impacto en el bienestar de otras personas.