El encanto de disfrutar de un baño rústico

0

Sin temor a equivocarnos, la decoración rústica es algo que no pasa de moda. Y mucho menos si se trata de los baños, solo imagina tu casa de campo con ese rincón especial de relajación decorado al mejor estilo con piedras, vasijas envejecidas, madera y todo lo que puedes encontrar para decorarlos.

Una de las ventajas que tiene este tipo de decoración es la versatilidad. La cual permite reutilizar muebles y otros elementos que para unos lucen desgastados y viejos, pero que resultan perfectos para un ambiente rústico. Hoy nos dedicaremos a darte algunas ideas para conseguir tu propio baño rustico.

Compra muebles para baños rústicos y complementa la decoración

Si bien es cierto que hay muchísimos elementos que podemos reciclar para crear una decoración rústica en nuestro baño, no menos cierto es que hay tiendas que disponen de muebles de todo tipo en este estilo, por ejemplo Arte y Baño.

La ambientación del espacio es mucho más sencilla y siempre podemos hacer uso de otros artículos, muebles y accesorios que tengamos en casa para ir llenando los espacios, y que todo vaya tomando la forma que deseamos.

¿Qué significa rústico?

Es todo aquello que se relaciona con el campo. Lo que aplicado a la decoración se relaciona con un ambiente fresco y lo más natural posible donde predominen elementos presentes en la naturaleza como la madera, el metal, las piedras, agua, etc.

Una vez entendido el término debería resultar muy fácil crear un ambiente rústico. Sobre todo en el baño, ya que es algo que le va muy bien porque el agua es un elemento que siempre está presente en este lugar, y que mezclado con otros materiales te permite recrear un ambiente que emule, por ejemplo, la frescura del bosque, haciéndote sentir que disfrutas un agradable baño entre plantas en plena naturaleza.

¿Qué necesita un baño para que se vea rústico?

En honor a la verdad, poca inversión y mucha creatividad. En estos espacios resultan indispensables las paredes poco trabajadas, que luzcan algo descuidadas. Y nada de azulejos, más bien superficies con acabados poco delicados y envejecidos.

Como decoración las vasijas de cerámica, los accesorios de latón, cajas de madera, cajones, barriles y piedras son ideales para hacer muebles, marcos y bases para el espejo, una mesita o una bañera.

Por ejemplo, un viejo tronco de árbol debidamente tallado para darle forma bien puede servir como una silla o un taburete para colocar en el baño. También puede servir de base para otro mueble y como una mesita.

Un cesto de mimbre para la ropa sucia o para colocar las toallas, jabones, etc., es un elemento que no puede faltar en un baño rústico. Como tampoco los estantes en hierro forjado, ya que este último es un elemento fuerte y con carácter propio que le ofrece personalidad al espacio.

En cuanto a las bañeras, hay infinidad de ideas. Lo más común en revestirla con madera y darle la forma de un enorme barril, pero también las hay de latón que se ven preciosas, además de que cumplen con la función de proporcionarte momentos de relax.

Los suelos en piedra son propios de un ambiente de este estilo, en especial si hacen juego con las paredes. Además, no es mucho el esfuerzo que necesitas invertir para completar el ambiente rústico que estás buscando.

También puedes conseguir 1001 ideas sobre decoración de baños rústicos en Pinterest, aunque podemos darte algunas para que tengas más claro lo que necesitas para conseguir un baño con este estilo campestre y natural.

Un baño rústico no necesita mucho, pero lo poco que vamos a añadir debe tener ese toque natural, descuidado o envejecido que lo hace verse como si realmente todo hubiera pertenecido a ese lugar desde siempre.

Un buen ejemplo de baño rústico puede ser un espacio con paredes de madera, una bañera de latón cuyo servicio de agua es recibido por medio de un juego de llaves de aspecto algo ordinario y viejo, un espejo sin más base que el mismo suelo y estanterías en madera para colocar algunas velas. Además dll jabón y puede que alguna que otra pertenencia de la que te despojes mientras tomas tu baño. La simplicidad y la carencia de objetos es lo que normalmente predomina en este estilo.

Otro que es muy propio consiste en combinar piedra y madera. La primera en las paredes y la segunda en el suelo, aunque puede ser perfectamente al revés. Después, se puede colocar un pequeño mueble de madera, un accesorio donde colgar la toalla y una pequeña mesa, mas una bañera en color blanco.

El uso de la luz natural es ideal para recrear un ambiente más real. Por lo tanto es común ver grandes ventanales que te asoman al mundo verde que te rodea, fusionando ambientes y proporcionando paz y armonía.

Una excelente alternativa para conseguir luz natural son las claraboyas en el techo. Este sin duda es un elemento inspirador que te provee de luz en el día y de un baño de estrellas por las noches.

Otra alternativa sencilla y hasta económica es crear un lavabo cuyo mueble sea de madera, mientras que el resto es de piedra. Algo que lo hace muy natural, genial y original, sin mencionar lo práctico.

Añadir muebles rústicos a un baño de estilo más moderno suele ser una buena alternativa donde el protagonismo lo tiene el elemento natural, así que consigues con muy poco el ambiente que quieres.

Otro de los elementos que destacan son las paredes de madera, combinadas con techos donde las vigas del mismo material se exponen y entrecruzan sin la menor delicadeza. ¿Habrás visto un toque más rústico que ese?

Incluso puedes usar una repisa de madera como la base de tu lavabo, encima un cubo de latón y en la pared colocar un par de farolillos. Más campestre imposible.

Como verás, son muchas las formas de conseguir el baño de estilo rústico que siempre has soñado. Así que manos a la obra.