Adelante Andalucía creará una Consejería Feminista con carácter transversal

0

 

  • Tras una mañana festiva en la que candidatas y candidatos de Adelante Andalucía y militantes de las formaciones que la componen han participado en la manifestación convocada por la Plataforma Violencia Cero, la coalición electoral ha celebrado un acto en la plaza Féliz Sáez que ha contado con una importante participación.

En el acto han intervenido representantes de las traductoras de lenguaje de signos y de las kellys, además de la candidata Vanessa García y la diputada nacional de Unidos Podemos, Eva García Sempere.

Durante su alocución, García anunció que Adelante Andalucía pondrá en marcha una Consejería de Feminismo, que no sólo realice políticas feministas, sino que también coordine y vele sobre el resto de políticas que se realizan en otras consejerías. “No hay una sola violencia machista, porque no sólo se asesina, sino que hay violencia, económica jurídica, o laboral. Queremos un feminismo de todos y todas, que deje de precarizar la vida de las mujeres”. Además, el programa electoral estable un  mínimo de un 5 por ciento del presupuesto para políticas feministas.

“Volveremos a salir a las calles cada vez que haga falta”, aseguró García Sempere. “Hoy venimos una vez más a reivindicar lo obvio, que no nos maten”, la diputada de la coalición en el Congreso ha destacado que en el programa de Adelante Andalucía “recogemos con tinta violeta cambios presupuestarios, en la Judicatura, en Sanidad y en Educación, porque afecta a todos los ámbitos de la vida política y cotidiana”.

Un total de 65 mujeres han sido asesinadas desde que se aprobó el pacto contra la violencia de género, que para Sempere no ha servido de nada “porque no lleva aparejados los necesarios cambios legislativos, ni suficiente dotación financiera. Nace muerto”.

Adelante Andalucía también apuesta por formar a los trabajadores públicos y establecer mecanismos de lucha “contra la proyección de las mujeres como seres desiguales, inferiores, vulnerables, victimizados, como personas de segunda categoría”, así como formar en perspectiva de género a la judicatura, que “está fuertemente atravesada por el patriarcado”.

También es necesario reformar el Código Penal para que termine con la distinción de tipo entre abuso y agresión .