La Renta Básica como “medida urgente” ante una España rota por las desigualdades

Charla-Debate sobre la Renta Básica el próximo día 7 de noviembre a las 19.30 horas en la sala del CASC (Circulo de Acción Social y Cultural) en Camino de Coín, 23, 29120, Alhaurín el Grande, con la participación de Ernesto Rodriguez.

0

España está rota, no por la entrada de Podemos en las instituciones, ni por una migración sobredimensionada por los mass media, tampoco por los movimientos sociales, porque Catalunya quiera votar o porque puedan invadinos los extraterrestres.

España está rota por brutales desigualdades, el IBEX no para de batir records de beneficio mientras cada día más personas baten records en consumo de ansiolíticos por llevar una vida incierta y cargada de miedo, vemos acumulaciones de riqueza en tan pocas manos y a tan gran escala que ni el más cruel de los neoliberales pudiera imaginar hace 40 años que les marcharía tan bien el vaciado del bolsillo de tantos millones de personas. España se rompió en Maastricht, dónde se blindaron los paraísos físcales, donde se regaló la soberanía monetaria a una empresa privada, España se rompió en 2011 cuando cambiaron el 135 por un texto en que venían a avisarnos que el interés de la banca privada estaría muy por encima de la vida o la muerte de los pueblos, de las mujeres y hombres que solo tienen sus manos para alquilar.

Como medida urgente la Renta Básica viene estando en plena ebullición, se habla y mucho, se confunde con los subsidios condicionados por la costumbre, se enfrenta a ataques directos de arriba y también a prejuicios y dogmas sobre el trabajo como centro de nuestra vida.

“Se trata de una medida que está cayendo como alternativa por su propio peso, por su sencillez administrativa, coherencia, justicia y cambio de paradigma ante una concepción del sentido de nuestra vida diaria que hoy no le sirve a casi nadie”.

No es acabar con la pobreza lo que hace de la Renta Básica una salida brillante, ni como respuesta a la robótica, el ahorro de coste de gestión, de torturas burocráticas o que incentive a poder plantearse el decrecimiento y la simplicidad voluntaria, eso también, pero el motivo más urgente es que un nivel de desigualdades como el actual hace peligrar lo que queda de eso que llamamos democracia, una población aterrorizada y amenazada permanentemente por la miseria está a los piés de los caballos y por el contrario un puñado de personas con casi toda la riqueza en su haber se suelta la melena doblegando despoticamente a gobiernos debilitados, con pasmosa facilidad, poniendo bolsonaros y abascales por el mundo a golpe de campaña de prensa y terror.

Si Podemos colaboró en dar a conocer la medida en las pasadas europeas la realidad hoy nos muestra que la medida aún necesita del apoyo masivo, de ahí que el compromiso debe estar más en difundir correctamente con todo lo que tengamos a nuestra disposición que en el mero de hecho de correr a escribirlo en un papel, eso es precisamente lo que ha hecho el proyecto político que a estas elecciones autonómicas se presenta como Adelante Andalucía con Teresa Rodríguez a la cabeza y con grandes mujeres como Carmen Lizárraga en la artillería pedagógica por la Renta Básica. No nos engañamos, el debate interno sigue abierto, no es otro que Renta Básica o Trabajo Garantizado, si bien quienes defienden la Renta Básica no suelen entender que deban plantearse enfrentadas ambas medidas, a diferencia de los subsidios de pobreza diseñados como trampa para no salir de esta, la Renta Básica sí es compatible con otros ingresos, es un suelo de dignidad innegociable desde el que currarnos aquello que queramos de más, un colchón donde las personas puedan caer vivas, si caen.

El otro compromiso asumido por esta fuerza política es desde ya, instar y reclamar al gobierno central la implantación a nivel estatal de manera urgente una renta básica, toda vez que el potente efecto socioeconómico es más eficiente cuanto mayor es el territorio en que implantarlo, deseando y peleando por esta razón a que pronto fuese a escala global, por ejemplo, para que deje de darse el efecto patada, de juventud española a Lóndres a fregar platos, por poner un caso, ya que en la perversión de su lenguaje nadie conoce el fondo de los fenómenos migratorios, el efecto llamada no existe realmente, nunca existió, de la misma forma que tampoco ha existido una tierra pobre, sino empobrecida, que suena parecido, pero no es igual.

Pareciera por tanto que en breve plazo de tiempo solo quedara una cuestión esencial, no será RB si o RB no, será si al implantarla queremos que se financie por el modelo de derechas o el de izquierdas, y como ha quedado claro en el reciente Simposio celebrado en Barcelona y organizado por la Red Renta Básica, queremos dejar claro que siendo la medida la misma en la mayoría de propuestas el modelo de financiación de derecha volvería a ponernos de rodillas a pesar de estar implantada.

Ernesto Rodríguez, (miembro del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos Sevilla y de la RRB España)