10.8 C
Málaga
miércoles, enero 20, 2021

Los hosteleros irán a la huelga contra la aprobación de la Zona Acústicamente Saturada

Más leídos

La Junta Directiva de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), ha aprobado por unanimidad la convocatoria para el próximo día 6 de noviembre de la asamblea general extraordinaria con un único punto, el de adoptar medidas inminentes, entre las que se baraja el paro general y total del sector, contra la aprobación en el pleno municipal de la declaración como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de más de 100 calles del centro histórico y Teatinos.

Han detallado, en este sentido, que para el citado paro se barajan varias fechas, como la llegada de cruceros a Málaga, puentes y otras señaladas, “lo que tendrá un enorme perjuicio” para los propios hosteleros, “pero que asumirían ya que las medidas llevadas a cabo por este Ayuntamiento atentan frontalmente contra sus negocios y contra 4.000 puestos de trabajo”, ha recalcado el presidente de Mahos, Javier Frutos.
Asimismo, Frutos ha pedido el apoyo y la participación en las medidas a adoptar de todo el sector. “No solo los hosteleros son los perjudicados de esta medida, sino también proveedores, distribuidores, y empleados, por lo que creemos que de salir adelante el paro deberá ser secundado por todos”, ha afirmado.
Desde la Asociación se ha asegurado que se busca el mayor de los consensos, “que toda la hostelería malagueña sea consciente y partícipe del riesgo que corren los puestos de trabajo y los negocios hosteleros de toda la ciudad”.
En esta reunión, celebrada en las oficinas de la asociación y a la que han acudido los miembros del consejo asesor, se ha determinado además, y de manera unánime, la ruptura “inmediata” de relaciones con “los partidos políticos radicales” que han votado a favor del ZAS, como son el PP, IU y Málaga Ahora.
En este sentido, han añadido, en un comunicado, que esta ruptura con el gobierno de Málaga “trae como consecuencias la paralización de proyectos e iniciativas en las que se están trabajando para la mejora de la ciudad desde el punto de vista turístico”.
Se trata de mesas de trabajo, foros y reuniones que tienen por objeto dotar a Málaga de mejores servicios para los malagueños y para los visitantes, lo que “no tiene ningún sentido cuando por otro lado se imponen medidas sin ningún tipo de consenso con las partes afectadas, que lo que hacen es ir en contra de ese modelo turístico de ciudad”, ha añadido Frutos.

CONSECUENCIAS DEL ZAS

También el presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga, apoyado por todos los representantes de la hostelería que han acudido a la reunión, ha insistido en que las consecuencias que la medida que plantea el Ayuntamiento supondrá, por un lado, “destrucción de empleo directo”.
Así, han estimado que alcance el 25 por ciento, recordando que el sector de la hostelería cuenta con 4.000 empleos directos sólo en el centro y 10.000 trabajadores en toda la ciudad. Otra de las consecuencias, han dicho, es “una pérdida de confianza de los inversores ante la inestabilidad jurídica actual lo que se traducirá en un inevitable freno del crecimiento del sector hostelero”.
Por su parte, Rafael Prado, propietario de Café Central y miembro del Consejo Asesor ha insistido en que “el ZAS no solucionada nada” y ha puesto en duda que realmente hablemos de un problema de ruido “cuando existen muchas dudas de cómo se han producido las mediciones que han argumentado el informe”.
Según el presidente de Mahos, la medida además “no tiene en cuenta la realidad existente en algunas zonas” y como ejemplo ha referenciado el caso de Calle Larios, catalogada como Acústicamente Saturada con una única terraza en toda la zona.
Mahos reclama una nueva zonificación acústica así como “la definición del modelo de ciudad que queremos potenciar para actuar en consecuencia”. “Es importante para Málaga que se sienten las bases para el futuro”, ha agregado el presidente del colectivo hostelero, apostando por un “modelo integrador de sectores que sirva para impulsar su crecimiento”.
Por último, desde Mahos se ha reiterado que el sector hostelero supone uno de sus motores económicos para el crecimiento de Málaga, por eso “queremos que se aprueben medidas que garanticen el ejercicio de nuestra actividad profesional a la vez que respetan las necesidades de toda la sociedad malagueña”, ha concluido Frutos.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas