Protesta por agresiones y amenazas a cinco empleadas del centro de salud de Álora

CSIF Sanidad Málaga se ha concentrado este jueves a las puertas del centro de salud de Álora en repulsa por las agresiones y para pedir a la Administración sanitaria "medidas inmediatas y efectivas contra la situación".

0

CSIF Sanidad Málaga ha alertado de “las agresiones que han sufrido cinco trabajadoras del centro de salud de la localidad malagueña de Álora en apenas dos meses, supuestamente por parte de un usuario”, que al parecer es “conocido entre la plantilla por las numerosas situaciones violentas que ha protagonizado”.

Las cinco profesionales agredidas trabajan en el servicio de admisión, al que el presunto agresor acude con frecuencia en una actitud violenta, según han informado desde el sindicato a través de un comunicado.

Así, han explicado que el pasado 23 de agosto, dos de auxiliares administrativo “fueron agredidas verbal y físicamente por parte del usuario, que las esperó a las puertas del centro de salud, al que acudió para solicitar una cita para urgencias, con actitud prepotente, peleando y discutiendo con las personas allí presentes”.

Según denunciaron las trabajadoras, el agresor, “que las insultó y amenazó, esperó a las puertas del centro, donde golpeó por la espalda con una pelota a una de ellas cuando se disponía a salir”. Alertada por las voces, intervino otra compañera, “que advirtió al usuario de que avisaría a la Policía”.

El hombre “reaccionó lanzándole también la pelota, que acabó golpeándole”, han indicado desde CSIF, apuntando que las dos trabajadoras, que precisaron asistencia médica por la agresión, “denunciaron los hechos ante la Guardia Civil”.

Como medida cautelar, la dirección del centro traslada puntualmente a las dos trabajadoras de su puesto cuando el agresor acude al centro, ha informado el sindicato, aunque han considerado que esta medida “puede trasladar un mensaje erróneo al culpabilizar a las víctimas por sufrir una agresión”.

El 31 de agosto “el juzgado resolvió prohibir al agresor acercarse al centro de salud a menos de 100 metros y a comunicarse con las trabajadoras agredidas”. “Sin embargo, continúa accediendo en actitud violenta al centro de salud, en el que este lunes volvió a amenazar e insultar a otras tres trabajadoras del servicio de admisión, que también han denunciado los hechos ante la Policía Local”, han dicho.

Desde CSIF Málaga han criticado “la situación de indefensión en la que se encuentra el personal administrativo del centro de salud, pese a que se activó el protocolo previsto para estos casos en las dos ocasiones”, al tiempo que han señalado que las trabajadoras “se sienten intimidadas y temen por su integridad dentro y fuera del centro”.

CSIF Sanidad Málaga se ha concentrado este jueves a las puertas del centro de salud de Álora en repulsa por las agresiones y para pedir a la Administración sanitaria “medidas inmediatas y efectivas contra la situación”.

Han indicado que alrededor de medio centenar de personas ha participado en la protesta, “a la que se ha sumado casi todo el personal del centro, así como usuarios y la dirección del mismo, para pedir tolerancia cero ante las agresiones hacia trabajadores”.

Desde el sindicato, que ha trasladado su “preocupación” por la situación a la Dirección del Distrito Sanitario Málaga-Guadalhorce, han criticado que “estos episodios reiterados han generado un clima de incertidumbre y miedo entre los trabajadores que deben ser atajados de inmediato por parte de la Administración”.

Además, han precisado que, “dado el elevado índice de situaciones de riesgo que presenta este centro de trabajo, que compromete la seguridad e integridad de los profesionales”, solicitan la incorporación de personal de seguridad en las instalaciones.