Podemos denuncia la precariedad de la educación pública en Málaga y las mentiras de la Junta

Recuerda la necesidad de una ley que destine al menos el 5% del PIB andaluz a educación pública para paliar estos problemas, propuesta que fue rechazada por PSOE-A, Ciudadanos y PP.

0

La formación morada critica la mala situación de muchos centros de la provincia, donde hay un centenar de aulas prefabricadas en institutos y colegios.

Podemos ha denunciado la precariedad que sufre la educación pública en la provincia de Málaga. En concreto, el coordinador provincial de la formación, Alejandro Serrato, ha expresado que la “Junta de Andalucía no se toma en serio a la educación pública y, por tanto, no invierte lo necesario, condenando a profesorado y alumnado a la precariedad”, haciendo referencia a las 96 aulas prefabricadas en la que estudian más de 2.000 niños en Málaga.

Además, Serrato ha acusado a la Junta de mentir a las asociaciones de madres y padres: “La Junta les dijo a las AMPAS de los colegios e institutos de Teatinos, la Estación de Cártama, Torremolinos o Torre de Benagalbón que este curso tendrían un centro nuevo, y se han encontrado con sus hijos e hijas en barracones que se inundan cuando llueve o en espacios comunes de otros centros a varios kilómetros”. En este sentido, también se ha referido a lo ocurrido con la ampliación del CEIP La Mata de Cártama Pueblo, cuando la consejera de Educación, Sonia Gaya, se comprometió con la AMPA en mayo a darle una fecha en dos semanas y todavía no la tienen.

Igualmente, desde Podemos han insistido en que los problemas no acaban ahí, y han recordado la falta de compromiso con las ampliaciones de los colegios que lo necesitan porque están al doble de su capacidad, las malas condiciones de temperatura en los centros o la existencia de amianto en muchos de estos recintos de la provincia.

Por su parte, Vanessa García, responsable de Derechos Sociales de Podemos Málaga, ha destacado que “toda esta falta de inversión y planificación podía haberse evitado”, y ha señalado que “Podemos ha planteado una ley, que fue rechazada en el Parlamento de Andalucía por el PSOE de Susana Díaz, PP y Ciudadanos, que blindaba que la inversión en educación pública fuera de al menos el 5% del PIB andaluz en los presupuestos de cada año”. Lo que hubieran supuesto 1.000 millones más de euros en el presente ejercicio, suficiente para paliar muchas de estas negligencias. Asimismo, García ha recordado que no ha sido posible aprobar en el Parlamento la Ley de Bioclimatización de Podemos, que preveía un montante de 66 millones de euros para acabar con las malas condiciones térmicas que sufre el alumnado en las aulas, pasando excesivo calor en los meses más cercanos al verano y mucho frío en el invierno.

Además, Vanessa García ha pedido a la Junta que “deje de jugar a la propaganda electoral y aumente las contrataciones de maestros y profesores”, recalcando que el número de docentes de enseñanzas no universitaria, “a pesar de lo que se nos dice, ha hablado, en concreto, a principios del curso de 2014 el número era de 19.700, y ahora es de 18.069, con lo que ha descendido más de 1.600 profesionales en la provincia”. Igualmente, la responsable de Derechos Sociales de Podemos Málaga ha exigido a la Consejería de Educación que deje de precarizar y externalizar al personal educativo, como a los intérpretes de lengua de signos o a los monitores escolares que se encargan del alumnado con necesidades educativas especiales, que se ve, en muchos casos, desatendido por su ausencia o porque algunos de estos profesionales tienen que estar en varios centros.

En cuanto a casos concretos, Podemos se ha referido al IES de Teatinos, que tenía que haber estado construido para septiembre, pero que el alumnado está dando clase en las zonas comunes de la Universidad Laboral, que está a varios kilómetros de distancia; y el caso similar del IES Concha Méndez Cuesta en Torremolinos, que se tienen que ir a estudiar al IES Los Manantiales.

En Cártama y Rincón de la Victoria, el tema más preocupante es el de los barracones, que se ha convertido “en algo crónico”, en donde existen más de 30 aulas prefabricadas. Además, desde el partido morado se ha acusado a la Junta de Andalucía de falta de previsión, ya que muchos de estos institutos proyectados, no tienen previsto aulas ni de bachillerato ni de formación profesional, lo que supondrá un problema cuando el alumnado crezca en los próximos años.

En cuanto al problema del amianto en los centros, también siguen siendo muy preocupante en muchos de ellos, como, por ejemplo, en el colegio Vicente Aleixandre o los IES Cánovas del Castillo, Fernando de los Ríos o Litoral de la capital, o los CEIP Nuestra Señora de la Luz de Ronda y Nuestra Señora de los Remedios de Cártama.