Málaga para la Gente propone al Ayuntamiento crear un plan de empleo con una dotación mínima de cinco millones

0

IU Málaga para la Gente ha propuesto al Ayuntamiento de Málaga la creación de un plan municipal de empleo, que cuente con una dotación mínima de cinco millones de euros, según han trasladado los concejales Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, quienes han aludido a los datos que avalan esta propuesta, como la subida del paro en septiembre en 2.780 personas, según el Ministerio de Trabajo, mientras que los afiliados a la Seguridad Social caen en 4.451 personas.

Este plan, han sostenido, beneficiaría especialmente a los parados de larga duración y sectores con más dificultad de acceso a empleos, como los jóvenes, mujeres mayores de 55 años o personas con discapacidad.

Un estudio del sindicato CCOO, según ha resaltado el portavoz de la coalición, Eduardo Zorrilla, destaca que un 28,4 por ciento de los 143.738 parados malagueños lleva más de dos años desempleado, con serio riesgo de quedar excluidos del ámbito laboral. En la capital, hay 58.710 desempleados, con una tasa de paro del 22,15 por ciento, de las que 31.800 no cobran cobertura alguna, ha puntualizado.

Además, en Málaga, cuatro de diez parados son mujeres y siete de cada diez, jóvenes. Zorrilla ha admitido que el empleo no es competencia municipal, “pero tampoco son los museos y se gasta cada año 15 millones en mantenimiento, pero se trata de sensibilidad y el Ayuntamiento sí tiene herramientas.

El edil ha recordado que el alcalde pide cada año a la oposición “que aporte ideas a los presupuestos, y este plan incluye una partida clara de cinco millones de euros como mínimo”.

De esta manera, presentará en la comisión informativa una moción proponiendo la creación de un plan municipal de empleo, que beneficie específicamente a los desempleados de larga duración y sectores con más dificultades. Ese plan estaría también acompañado de otras iniciativas municipales, como la puesta en marcha de una red de empleo local, integrada por entidades públicas y privadas que quieren contratar y no pueden, como pequeñas y medianas empresas, cooperativas fundaciones u ONG.

“Tampoco se puede fomentar el empleo si el propio Ayuntamiento no oferta todas las plazas que han quedado vacantes por bajas o jubilaciones o aquellos que se están ocupando de forma irregular como los contratos externos de servicios o falsos autónomos”, ha finalizado.