ESAEM llega a lo más alto del ballet mundial

0

Su alumna Irene Estévez ha sido seleccionada para formar parte de la Escuela de Ballet del Teatro Bolshói (Moscú) una de las más antiguas y prestigiosas escuelas de ballet del mundo. Irene estudiará a medias entre la Bolshói y ESAEM, que ha becado a la joven para terminar el último curso del Grado Profesional.

La Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga ha tocado el cielo en cuanto al ballet se refiere. Una de sus alumnas, Irene Estévez cursará este año sus estudios de ballet en la Bolshói, la escuela coreográfica más antigua e importante de Moscù que además está afiliada al Ballet Bolshói, uno de los ballets más reconocido mundialmente. Irene, que ya participó el año pasado en el Youth America Grand Prix(YAGP), la competición de danza internacional para niños entre 9 y 19 años más importante del mundo, y que consiguió más de 90 puntos sobre 100 en las cuatro pruebas que realizó, está viendo cumplido su sueño de ser bailarina profesional, dice sentirse “contenta porque es una oportunidad única ya que es muy difícil entrar en una escuela como la Bolshói, yo diría casi imposible”, y ha añadido “para mí es como un sueño porque tanto trabajo y esfuerzo ha merecido la pena, y ha hecho que obtenga lo que siempre he querido, ser bailarina”. Irene estudiará a caballo entre la Bolshói y ESAEM, y es que aquí en Málaga tendrá que hacer el 6º y último año del Grado Profesional, un curso que será becado por ESAEM, como ha afirmado la directora de ésta escuela Marisa Zafra “vamos a becar tu último curso en nuestra escuela, porque pensamos que hay que apostar por personas como tú”, así, continúa “podrás tener las dos titulaciones (rusa y española), y con la titulación oficial de ESAEM podrás ser docente en España”.

Junto a Irene se encuentra Valentina Letova, profesora titular de ballet clásico en ESAEM y gran conocedora del ballet ruso, puesto que ella ha sido primera bailarina del “Ballet Estrellas de Rusia”. Letova afirma estar “muy orgullosa de Irene porque es una gran trabajadora, y le gusta y quiere y puede ser bailarina (…) ; estoy encantada de que la hayan aceptado en la escuela más importante del mundo, porque va aprender muchísimo”.

Poca ayuda para el ballet

Sin embargo Letova lamenta la poca ayuda institucional que hay en España para nuevos valores como Irene “me duele mucho que si en España quieres ser bailarina, tienes que salir al extranjero”, y sigue “he vivido 26 años en España, y no he visto ningún cambio ni avance en esta materia”. Argumenta que un país necesita de la cultura para salir adelante “Rusia ha pasado por muchas grandes crisis a lo largo de su historia, pero las inversiones la cultura y el arte siempre han permanecido a flote.”

 Por ello, Valentina aplaude el gesto que ESAEM ha realizado con Irene “el hecho de apoyar económicamente a una joven artista como Irene dice mucho de vosotros, ahí es donde se ve la apuesta por el arte y la cultura que siempre ponéis de relevancia”.

A por todas, Irene

Con tan sólo 16 años, Irene, se convertirá en la única malagueña en formar parte de ésta academia, desde donde parten la mayoría de sus miembros hacia el ballet Bolshói, al igual que otras muchas compañías rusas. A Irene le quedan ahora meses de riguroso entrenamiento comprensivo y clásico, que es el método de educación del Bolshói, además de asistir a clases académicas. El programa incluye técnicas de ballet, repertorio, Pas de deux, Jazz, Danza de carácter, y danza histórica.

La joven bailarina comenta que nada de ésto hubiera sido posible sin la entrega que ESAEM ha demostrado para con ella y todos los alumnos de la escuela en general, “me llevo de ESAEM muchas cosas, trabajo, educación, compañeros, momentos increíbles, y sobre todo el cariño que me habéis dado desde la dirección del centro hasta los profesores”.