El geiser del lago del parque de la Paloma de Benalmádena vuelve a ponerse en marcha tras nueve años

0

El alcalde de Benalmádena (Málaga), Víctor Navas; y el edil de Parques y Jardines, Joaquín Villazón, han visitado este viernes el parque de La Paloma para asistir a la activación del géiser del lago, que permanecía sin funcionar desde 2009.

“Por fin el géiser del parque de La Paloma, uno de los rincones más emblemáticos y visitados por turistas del municipio, vuelve a ponerse en marcha después de nueve años sin funcionar”, ha aplaudido el alcalde.

Así, ha manifestado que se trata de “elemento característico del parque de La Paloma, que embellece estéticamente el enclave, además de refrescar mucho el entorno del lago”.

“Desde sus mismos orígenes, Benalmádena es un municipio muy relacionado con la abundancia de agua, donde en los espacios públicos siempre ha habido mucho protagonismo de fuentes”, ha recordado Navas.

Al respecto, ha dicho que este mandato “entre la reactivación de las fuentes de Pueblosol, parque de Los Limones y el bulevar Antonio Andrade, y la puesta en marcha del géiser, se está haciendo un esfuerzo importante por recuperar el protagonismo y presencia del agua en la imagen que proyecta Benalmádena”.

Navas también ha vinculado a esta línea de actuaciones las mejoras realizadas en la fuente de La Niña de Benalmádena, “a la que le dimos un tratamiento especial para cuidar y poner en valor esa escultura tan emblemática”.

El alcalde también ha destacado el plan de accesibilidad puesto en marcha en el parque de La Paloma para adaptar para personas con movilidad reducida el acceso a fuentes y miradores. “La reactivación del géiser estaba incluida en las obras de mejora recogidas en el nuevo pliego de parques y jardines”, ha apuntado el edil por su parte.

Asimismo, ha apuntado que el Consistorio ha realizado una obra amplia para instalar un nuevo aljibe que impida la aparición de brotes de legionela, lo que también va a facilitar la renovación del agua para que el lago se encuentre más limpio”.

“Durante las primeras jornadas el géiser no va permanecer activo todo el tiempo: poco a poco iremos aumentando su periodo de funcionamiento por una cuestión logística, ya que todavía no ha sido comprobado su activación durante largos periodos de tiempo”, ha aclarado.