“Susana Díaz inventa una excusa para convocar elecciones porque teme al calendario judicial”, según Cs

0

El presidente y portavoz de Cs en Andalucía, Juan Marín, ha insistido este martes en que en Andalucía no hay inestabilidad alguna, después de que la fuerza naranja haya dado por roto el acuerdo de investidura que mantenía con el PSOE-A, y ha acusado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de “inventar una excusa para poder llevar a cabo sus planes: convocar elecciones porque le tiene mucho miedo al calendario judicial”.

Así se ha pronunciado Marín, en declaraciones a los periodistas en el Parlamento, después de que la jefa del Ejecutivo andaluz haya manifestado que es “evidente” que los andaluces tendrán que hablar en las urnas si Cs y el resto de formaciones políticas hacen “imposible la estabilidad” en la comunidad.

“En Andalucía no hay ninguna inestabilidad”, ha aseverado el líder andaluz del partido naranja, que ha puesto como ejemplo de esa afirmación que prevé que las iniciativas que se están abordando en la Cámara autonómica salgan adelante en su mayoría por unanimidad.

Lo que ocurre, en su opinión, es que Susana Díaz “se está inventando una excusa para poder llevar a cabo sus planes, que son convocar elecciones porque le tiene mucho miedo al calendario judicial”.

De hecho, ha hecho hincapié en que este mismo lunes se conocía que la juez de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, que investiga el caso de los ERE fraudulentos, ha citado como investigados a los exconsejeros de Empleo Antonio Fernández y Manuel Recio en la pieza separada que investiga las ayudas sociolaborales concedidas a los trabajadores afectados por el ERE de Delphi.

“De eso tiene que dar explicaciones Susana Díaz, del caso de los ERE, de la comisión de investigación de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) y de por qué hoy dice que no va a cumplir con lo que firmó con Cs el PSOE-A”, ha abundado Juan Marín.

Así las cosas, ha advertido de que la presidenta de la Junta “se ha quedado sin argumentos y es más fácil echarle la culpa a los demás”.

La Autonomía de Cs en Andalucía

Marín ha insistido en que el pacto de investidura lo han roto el PSOE-A y Susana Díaz porque “no han cumplido” con su parte, mientras ha reivindicado la autonomía de su partido en Andalucía para tomar esta decisión pues fue él mismo quien elevó la propuesta para romper con los socialistas a la Ejecutiva nacional de su aprtido.

En este marco, ha asegurado que está “muy orgulloso” de que el presidente de Cs, Albert Rivera, visite y se preocupe por Andalucía, “creo que Susana Díaz no tiene el mismo sentimiento con respecto a que Pedro Sánchez venga y se preocupe por Andalucía, lo vemos a diario”.

De otro lado, ante las críticas por la rivalidad entre Rivera y el presidente del PP, Pablo Casado, y las consecuencias de esta disputa en Andalucía, Marín ha señalado que sendos dirigentes “se medirá cuando haya elecciones nacionales” y que Susana Díaz se tendrá que medir con los candidatos andaluces cuando haya autonómicas. “Sacarlo de ese plano es completamente absurdo, un escenario y un argumento que no se sostiene”, ha remachado.

Sin explicaciones

Así las cosas, ha insistido en que Susana Díaz debería explicar por qué el PSOE-A no firma la proposición de ley de Cs para terminar con los aforamientos, por qué no respalda la propuesta del partido naranja para que los votos de todos los andaluces valgan lo mismo o por qué no se publica el decreto de la oficina anticorrupción.

“Debería dar explicaciones y no echarle la culpa de lo que pasa en Andalucía antes a Mariano Rajoy y ahora a Albert Rivera, a lo mejor es ella la que va con el paso cambiado”, ha apostillado el presidente del partido naranja en Andalucía, que ha revelado que desde que anunció la ruptura del pacto de investidura no ha recibido ninguna llamada de la presidenta.

En su opinión, “parece mentira que tras tres años y medio no haya habido ni una llamada, no le debe preocupar mucho la inestabilidad de Andalucía cuando ni siquiera ha cogido el teléfono para llamarme cuando me ha llamado para muchas otras cosas en otras ocasiones”.

En cualquier caso, ha garantizado que la actitud de Cs no va a cambiar en el Parlamento “por mucho que Susana Díaz se quiera encargar de caldear el ambiente”, toda vez que sigue trabajando teniendo en mente que quedan seis meses para que termine la legislatura –las elecciones autonómicas están previstas para marzo del 2019 si no hay adelanto–.

“Cs no va a cambiar de actitud, estamos liberados de los acuerdos porque Susana Díaz, que tenía un voto prestado de Cs en base a un documento, lo ha incumplido y esa garantía se ha acabado”, ha señalado Marín.

En cuanto a la posibilidad de que Cs vuelva a pactar con el PSOE-A tras las próximas elecciones, ha explicado que cuando se convoquen irán a un escenario completamente diferente donde Cs defenderá un proyecto “y, en función de los resultados, aspiramos a cambiar el Gobierno andaluz después de 37 años”. “No sé qué escenarios se va a dibujar en el futuro, lo que aspiro es a ganar las próximas elecciones”, ha señalado antes de explicar que cuando llegue el momento hablarán con todas fuerzas constitucionalistas que quieran cambiar el gobierno”.

Lo que sí tiene claro es que, a día de hoy, el PSOE-A ha roto el pacto que mantenía de modo que “mientras que no me demuestre lo contrario, Susana Díaz ha incumplido con Cs y en el futuro, ahora mismo, esa posibilidad no la contemplamos”.