Nuevo experimento sobre la Renta Básica Universal en Stockton (California)

A sólo 80 millas al este de Silicon Valley, una de las regiones más ricas del país, se encuentra Stockton, California, una vez conocida como la capital de las ejecuciones hipotecarias de los Estados Unidos.

Alcalde de Stockton, Michael Tubbs, por la renta basica universal
Alcalde de Stockton, Michael Tubbs por la renta basica universal

Stockton se convertirá en la primera ciudad en el país en participar en una prueba de Renta Básica Universal (RBU) y dará a 100 residentes 500$ por mes durante 18 meses, sin condiciones.  El objetivo es crear un piso de ingresos, gracias al cual nadie caerá en la pobreza.

El concepto de Renta Básica Universal ha ganado la atracción y el apoyo de algunos líderes de Silicon Valley , incluidos Elon Musk, Richard Branson y Mark Zuckerberg. 

Se ve como una forma de reducir la pobreza y salvaguardar a la población por la falta del trabajo que proviene de la automatización.

“Deberíamos explorar ideas como el ingreso básico universal para asegurarnos de que todos tengan un margen de maniobra para probar nuevas ideas”, dijo Zuckerberg en su discurso de graduación de Harvard en mayo de 2017.

El proyecto de Stockton también tiene sus raíces en Silicon Valley. Sus patrocinadores financieros incluyen al cofundador de Facebook , Chris Hughes , y su organización Economic Security Project, un fondo para apoyar la investigación y el compromiso cultural.  Contribuyó $ 1 millón a la iniciativa de Stockton sobre la RBU.

Mark Zuckerberg apoya el ingreso básico universal. ¿Qué es?

En una entrevista con CNNMoney a principios de este año, Hughes dijo que ser parte del primer 1% del país le ayudó a darse cuenta de las grandes desigualdades en la economía. Pensando sobre la incidencia de la implantación de la RBU su país comentaba “Una familia con dos adultos con trabajos de salario mínimo vería un aumento de sus ingresos de la noche a la mañana del 40%. Ayudaría a 90 millones de estadounidenses a ganarse la vida y sacar de la pobreza a 20 millones de personas de la noche a la mañana. Cualquiera que trabaje recibe el dinero, incluidas las personas que trabajan en trabajos no remunerados como el cuidado infantil, la atención a personas mayores y la educación, que históricamente nuestras leyes han ignorado”. 

“Es hora de ampliar la definición de trabajo para reconocer las contribuciones que millones de personas ya están haciendo, pero que no reciben ningún pago”.

Con una población de más de 300.000 personas, con una de cada cuatro personas viviendo en la pobreza, Stockton es considerado como un gran campo de pruebas para Renta Básica Universal.  “Stockton es una ciudad que se parece mucho al resto de Estados Unidos”, dijo Natalie Foster, cofundadora y copresidenta del Proyecto de Seguridad Económica.

“En Stockton tenemos personas nacidas en comunidades que no tienen muchas oportunidades”, dijo el alcalde de Stockton, Michael Tubbs. “Mi madre solía decir: ‘Tienes que salir de Stockton’. … Pero quiero que Stockton sea [un lugar donde las personas] quieran vivir “.

Tubbs cree que las compañías que construyen estas tecnologías, “tienen la responsabilidad de asegurarse de que las personas no se vean afectadas negativamente y también hagan de sus comunidades mejores lugares”.

“Mi bandeja de entrada de correo electrónico está inundada a diario con los residentes de la comunidad que quieren saber, ‘¿Cuál es el proceso de inscripción? ¿Ya ha comenzado? ¿Ya es demasiado tarde para inscribirme? ¿Qué tengo que hacer?’”, Dijo Lori Ospina, directora de la Demostración de Empoderamiento Económico de Stockton, que está ejecutando el ensayo. El proyecto también está interesado en ver cómo los fondos impactan el empoderamiento de las mujeres y ver si puede ayudar a sacar a las personas de la pobreza.

El experimento de Stockton no es la primera demostración del ingreso básico universal. Programas similares ya han sido realizados por varias organizaciones o gobiernos en Finlandia, Italia, Uganda, Holanda, Kenia, Camboya, Canadá e India.

En Finlandia, se otorgó un estipendio mensual de 560 euros a 2.000 personas desempleadas de edades comprendidas entre los 25 y los 58 años. En Camboya, 5 dólares al mes se destinaron a mujeres embarazadas y niños. Se está llevando a cabo un programa piloto de 12 años patrocinado por la organización no lucrativa GiveDirectly.org en Kenia, mientras que un programa similar patrocinado por el gobierno canadiense se está sometiendo a pruebas en Ontario

Foster sugirió que otros programas de transferencia de efectivo muestren cómo RBU podría funcionar de manera más amplia. Por ejemplo, durante los últimos 40 años, todos los residentes de Alaska, incluidos los niños, han recibido un pago en efectivo anual variable de las regalías petroleras. “Lo usan para ahorrar para la educación, para hacer que pasen los cambios estacionales en su trabajo, o para pagar la calefacción durante el invierno, cuando eso se vuelve mucho más costosa”, dijo Foster.

“Tiene un potencial realmente emocionante, y es por eso que es importante investigarlo. Es una forma muy radical de entregar ayuda. Hay una elegancia y belleza de lo simple que es”.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.