Málaga destaca por sus incumplimientos de la Ley de Memoria Histórica

España es diferente también para la Memoria Histórica, afirma en tono irónico el portavoz del grupo municipal de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla. IU y MPG, recuerda el edil, se han significado durante años por recuperar la memoria democrática y eliminar los vestigios de los honores que les concedieron “a quienes fueron responsables de la sublevación y represión contra un gobierno legítimo y quienes lo defendieron”.

0

 

Zorrilla y su compañera Remedios Ramos, miembro de la Comisión de Memoria Histórica del Ayuntamiento, han relatado las iniciativas que vuelven a presentar sobre esta materia ante los continuos incumplimientos, así como otras de nueva incorporación.

El portavoz de izquierdas añade que lo que ocurre en España no es asumible en ningún otro país europeo desde 1945, y que si España va a la contra, en el caso de Málaga se diferencia aún más. “Tal vez porque es el municipio más grande del país gobernado por el PP y por un alcalde de larga trayectoria política que comenzó en los últimos años del franquismo”.

La rueda de prensa ha tenido lugar en los jardines cercanos al Ayuntamiento, llamados Pedro Luis Alonso, que fue uno de los primeros alcaldes sublevados contra el gobierno legítimo. IU ha reclamado desde años que se retire la denominación y pasen a ser Jardines de Eugenio Entrambasaguas el último alcalde malagueño, fusilado por los sublevados “por defender al gobierno legítimo”, explica Zorrilla, quien ha añadido que “ni siquiera pueden decir que era de izquierdas. Simplemente defendía la Ley”.

Precisamente lo que reclama Málaga para la Gente es que el alcalde y el equipo de gobierno cumplan la Ley. “Es curioso que el PP, que presume para algunas cosas de ser defensor de la Ley, siga negándose al cumplimiento de la leyes estatal y andaluza de Memoria Histórica”

Un aviador responsable de bombardeos contra civiles andaluces y un médico que ayudó a tantas personas que huían de la barbarie.

Remedios Ramos reclama en la Comisión de Memoria (puesta en marcha a propuesta de IU) que se cambie el nombre de la avenida Comandante García Morato, un aviador franquista “que es uno de los máximos responsables de los bombardeos sobre civiles cometidos en Andalucía durante la guerra civil, participando en 511 misiones de guerra y luchando en más de 140 combates aéreos”.

También pide que se reponga la placa que recuerda al médico Norman Bethune y que ha sido sustraída del Peñón del Cuervo, como ya denunció el pasado día 15 la propia edil.

Ramos quiere que la nueva placa no sea tan aséptica y no sólo ponga en la leyenda que ayudó a miles de malagueños y malagueñas de la “desbandá”, sino que también se explique de quiénes. “Huían del fascismo y del terror y de los mensajes radiofónicos de Queipo de Llano y de lo que pasaba en otras poblaciones”.

En esta comisión también se ha pedido la certificación de la retirada formal de todos los honores concedidos a Francisco Franco, como acordó en pleno de 2016; al ministro Utrera Molina (pleno enero de 2018; y una explicación sobre si se ha procedido o no a la retirada de honores y distinciones de los siguientes militares, ministros y altos cargos del régimen franquista:

  • -Gonzalo Queipo de Llano, militar, nombrado hijo adoptivo y predilecto en 1937
  • -José Luis Arrese y Magra, ministro, nombrado hijo adoptivo en 1942
  • -Fernando Suárez de Tangil y Angulo, ministro, nombrado hijo adoptivo en 1954
  • -Alfonso Peña Bieuf, ministro, nombrado hijo adoptivo en 1943
  • -Carlos Rein Segura, ministro, nombrado hijo predilecto en 1946
  • -José Antonio Girón de Velasco, ministro, nombrado hijo adoptivo y medalla de la ciudad en 1951
  • -Francisco García de Sola, director general, medalla de la ciudad en 1954
  • -Juan Antonio Suances, ministro, nombrado hijo adoptivo y medalla de la ciudad en 1958
  • -Antonio García Rodríguez Acosta, Gobernador Civil, nombrado hijo adoptivo y medalla de la ciudad en 1962
  • -Manuel Lora Tamayo Martín, ministro, nombrado hijo adoptivo y medalla de la ciudad en 1964
  • -Federico Silva Muñoz, nombrado hijo adoptivo y medalla de la ciudad en 1969

La edil de IU se ha quejado de que haya que defender la Ley “a golpes de iniciativa”, y ha añadido que seguirán haciéndolo, como ha ocurrido con la avenida Camino de Antequera, donde todavía aparece su antiguo nombre, la del aviador fascista Carlos Haya.