El regreso


Es medianoche, la luna brilla en el cielo,el suave viento riza el agua del estanque.
Me siento viajero por los mares de la vida, pero igual que las aves desean regresar a su nido en noche de
tormenta, el viajero tiene necesidad de regresar a su punto de partida.
En esos momentos, me siento isla solitaria en medio del mar de la vida.
Aprecio en la lejanía, como en la noche, tiemblan las últimas estrellas.
Soportaré la situación con templanza, pues no en vano, los años son, una
asignatura más de la escuela de la vida.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.