F de fluir y de felicidad

0

La mayoría de personas que afirman hallarse en un instante
de felicidad, están desempeñando sus funciones laborales.
En los periodos de ocio, el flujo es menos común, aunque
si se da, ejerciendo actividades placenteras, que requieren
prestar atención, por ejemplo tocar un instrumento. El flujo
de la felicidad, depende bastante de las metas -profesionales
o personales- que alcanzamos con nuestro propio esfuerzo,
de forma especial, cuando hemos resuelto un problema.

El fluir está asociado a la superación personal. Conclusión:
“Cada uno, tiene una idea aunque sea vaga, de lo que le
gustaría lograr antes de fallecer. Lo cerca o lejos que
lleguemos a estar, de ese objetivo, se convierte en la medida
de la calidad de nuestra vida”.