Tambien en el Padrenuestro ( y curiosos de estos temas)

0

Tambien en el Padrenuestro

( Para católicos y curiosos de estos temas)

Como en artículos anteriores se intentó demostrar en algunos textos de los evangelios, tambien en el Padrenuestro se pueden advertir algunos “ fallos” de traducción y necesidad de actualizar sus palabras.

En narraciones de los evangelios se vio cómo algunas palabras y conjunciones no estaban correctamente traducidas ni actualizadas. Ejemplos, y perdón por la repetición, aunque abreviada y como paso previo al tema del Padrenuestro:

La conjunción “que” puede tener dos sentidos, por lo que se prestra a ambigüedad: cuando Jesús afirma : “Aprended de mi “ a continuación una tradución dice “ que Yo soy manso y humilde de corazón”, como invitando a ser mansos y humildes , que no se descarta; pero ese “que”es una conjunción causal, no de introducción de una oración de complemeneto directo. La traducción correcta es: “ Aprended de mi “ porque” Yo soy manso y humilde de corazón”. Jesús, con estas palabras, no se refiere a la humildad y mansedumbre como ejemplo, sino a que no teman venir a El y aprender de El porque los fariseos y saduceos, los doctores de la ley, enseñaban con orgullo despreciando a los que les oían. Y expulsaban de la sinagoga a los que se les oponían. El pueblo les temía.” Pero éstos son una canalla que no conoce la ley”, y al ciego de nacimiento” ¿ Naciste tú todo en pecado y nos quieres enseñar a nosotros? Y lo expulsaron de la sinagoga. Y los padres del ciego no dijeron nada por temor”. “ Muchos de los fariseos creyeron en El, pero no se atrevían a manifestarlo por temor a ser expulsados de la sinagoga, porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios”.

En la visita de María a Isabel, ésta dice, según algunas traducciones, “ ¡ Bendita tú porque lo que se te ha dicho de parte de Dios se cumplirá”. Ese porque es incorrecto. Porque es como si dijera: no tengas dudas que se cumplirá lo que te han dicho. Como si María no estuviera tan segura como cuando aceptó y creyó las palabras del ángel. Más bien las palabras de Isabel es una alusión indirecta a la falta de fe de su marido Zacarías a lo que el ángel le dijo. “¡ Dichosa tú que has creído!” Porque su marido no creyó y eso era una vergüenza no algo dichoso.

Por tanto, la traducción coirrecta es “ ¡ Bentida tú “ que” has creído lo que se te ha dicho de parte de Dios”.

Otra incorrección y falta de actualización está en el inicio del rezo del Avemaría: “ Dios te salve, María…” El ángel le dirige en realidad un saludo, que en latín se dice “ ave” que se usaba mucho en la cultura clásica romana: “ ¡ Ave, César…”por ejemplo. Y en el original griego: “ Jaire”: alégrate. San Pablo la uso en sus cartas: “ Jairete en to Cristo; jairete”: alegraos siempre en el Señor; os lo repito: alegraos”.

El “ Dios te salve, María”, se presta a una falsa interpretación aunque la fe nos dice que ella está más que salvada. Para la ignorancia y para algunos sobre todo de algunos grupos religiosos que no reconocen a la Virgen María con sus prerrogativas, lo entienden como que tiene que salvarse como cualquier mortal. En Francia, por ejemplo, el Avemaría lo inician así: “ Yo te saludo, María…” Ye vous salue. Marie…”

Dicho esto, tambien en el Padrenuestro se puede analizar y entender más correctamente algunas palabras. Sobre todo, al final, donde se dice: “ No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.” Aquí parece que se da una inútil redundancia y una traducción incorrecta y no actualizada. “ No nos dejes caer en la tentación es lo mismo que decir “ líbranos del mal”.Caer en la tentación es caer en el mal, en el pecado, en las cosas malas. Y libranos de las cosas malas es libranos de caer en la tentación. Pero en el “ líbranos del mal no es lo mismo  la palabra “ mal” como cosa mala o pecado. Esta palabra,” mal”, en el original griego se presenta con un artículo precedido de una preposición de genitivo: “ apó tou poneroú”, es decir, no un adjetivo, que no lleva artículo, sino como un sustantivo que sí lo lleva y equivale, según el diccionario griego, al Diablo. Sería, entonces,” líbranos del Diablo”. Precisamente acaba de decir el Papa Francisco lo mismo. Que la traducción correcta de líbranos del mal es “líbranos del Maligno,” del Malo. El Diablo.

Ya vemos la necesidad de actualizar y corregir algunas “cosas”para entender mejor su sentido y para claridad de la fe y evitar cierto ridículo ante la ignorancia y descrédito. Es lo que se ha hecho con eso de “ Perdona nuestras deudas” y poner ofensas en lugar de deuda, que, aunque eso es lo que dice el original griego, sin embargo se ha impuesto por encima de la exegesis literaria, el sentido de actualización, sin que eso afecte a la revelación divina del Padrenuestro.