El aceite de oliva y el té, dos de los productos más saludables y equilibrados para nuestra dieta

Tanto el aceite de oliva como el té son dos productos que nos ofrecen un amplio abanico de elementos nutricionales gracias a los cuales vamos a conseguir disfrutar de una mejora en nuestra salud y de un mayor equilibrio en nuestra dieta.

0
aceite oliva

Tenemos la posibilidad de equilibrar adecuadamente nuestra dieta con tan sólo introducir algunos alimentos se ingredientes de gran calidad y valor nutricional como es el caso del aceite de oliva y el té. Por esa razón vamos a conocer un poco mejor cada uno de ellos además de que entenderemos algunas de las particularidades que nos ayudarán a tomar una decisión acertada en relación con el producto que debemos comprar.

El aceite de oliva picual, una de las alternativas más sabrosas y saludables

Comenzamos con el aceite de oliva Picual, un producto que a día de hoy es considerado como la variedad más importante del mundo y cabe destacar que España es una de las principales productoras con Jaén, Córdoba y Granada a la cabeza gracias a las 600.000 ha que dedica a este tipo de cultivo.

Una de las particularidades más destacadas es precisamente el hecho de que se trata de un aceite virgen extra que garantiza la máxima estabilidad, lo que significa que su periodo de caducidad aumenta considerablemente y se adapta sin problemas a la cocina, ya que cuenta con una fantástica resistencia al aumento de la temperatura.

No obstante es importante tener en cuenta que el aceite picual se presenta con distintas variedades en función de si son criados en verano o en montaña, siendo los segundos más frescos y agradables por norma general.

En cualquier caso hablamos de un aceite que contiene una gran cantidad de ácidos grasos y antioxidantes naturales, por lo que es fantástico para proteger nuestro organismo, mejorar las defensas, evitar el envejecimiento prematuro y, en definitiva, disfrutar de una mejor calidad de vida.

Aprende a conocer qué significa la acidez en un aceite de oliva

Pero también hay otro aspecto muy importante al que tenemos que prestar atención cuando hablamos de aceite que es el grado de acidez. Seguramente en más de una ocasión habréis escuchado que cuanto mayor sea el grado de acidez, mayores la calidad del aceite de oliva, pero lo cierto es que esto es una verdad a medias.

Si estamos refiriéndonos a aceites de calidad y siempre que hablemos de aceite de oliva virgen extra, lo ideal es optar por la mínima acidez posible, ya que esto demuestra que no ha existido oxidación, sino que el proceso de producción ha sido efectivo y rápido.

Sin embargo, si hablamos de un aceite de oliva refinado, entonces vale la pena que tenga una mayor acidez, ya que damos por hecho que efectivamente durante el proceso ha sufrido oxidación, es decir, su graduación ha aumentado, por lo que un aceite refinado de baja graduación quiere decir que ha sido muy refinado y muy mezclado para conseguirlo.

El té, otro de los recursos imprescindibles para disfrutar de la mejor calidad de vida posible

Pero además también queremos aprovechar para hablaros del té, y es que se trata de otro de esos productos que verdaderamente vale la pena introducir en nuestro día a día, y en este sentido es un complemento fantástico con el aceite puesto que también aporta una gran cantidad de antioxidantes así como elementos nutricionales que nos permiten disfrutar de una importante mejora para nuestra salud.

Por ello os aconsejamos comprar té verde e incluso probar otras variedades distintas pero siempre con la garantía de que las estáis comprando en una tienda online como esta que os presentamos y que os garantiza la más alta calidad e interés con aromas totalmente naturales.

De esta forma no sólo vamos a disfrutar de una mayor intensidad en el sabor y el aroma, sino que además tendremos la garantía de que efectivamente estamos consumiendo un producto de calidad que va a beneficiar nuestra salud y que no cuenta con ingredientes que puedan causar un efecto negativo en ella.