La Diputación aún no tiene un parque público de vivienda

El gobierno de Elías Bendodo sigue sin ejecutar una moción aprobada en septiembre de 2015 y otra vez en verano de 2017, por lo que Málaga Ahora le pedirá algo «inédito»: que en esta ocasión vote en contra «para no engañar a la ciudadanía».

0

Miles de familias malagueñas no encuentran viviendas, las ejecuciones hipotecarias siguen al alza y aumenta el número de personas expulsadas de sus casa, al tiempo que miles de apartamentos permanecen vacíos y los alquileres vacacionales aumentan la escasez para residencias temporales o disparan los precios de los alquileres. La capital ha registrado una de las mayores subidas estatales del precio de metro cuadrado en 2017, en torno al 16%, situación de la que se lucran las SOCIMI, entidades exentas de impuestos dedicadas a la compra de inmuebles, figura legal que el Gobierno de Rajoy ha creado (con una de las mayores en manos del ministro Montoro y su hijo). Por si fuera poco, la modificación en 2013 de la Ley de Arrendamientos Urbanos imposibilita de la larga permanencia en una vivienda, al reducir los contratos a un máximo obligatorio de tan solo 3 años.

Nos hemos acostumbrados a titulares como «La escasez de pisos en Málaga hace que el 40% se ocupe en menos de una semana» (Diario Sur, 20/01/2017), «Málaga tiene los alquileres más caros de Andalucía» (La Opinión de Málaga, 30/03/2017), «La escasez de vivienda: Un problema acuciante por un modelo equivocado» (Málaga al día, 05/09/2017), «La reactivación inmobiliaria deja ya una subida “inquietante” del precio de la vivienda» (La Opinión de Málaga, 10/07/2017), «Encontrar un alquiler en Málaga ya es misión Imposible» (Diario Sur 13/08/2017), «El alza del precio de la vivienda disminuye las opciones de las familias malagueñas» (La Opinión de Málaga 26/09/2017), «Los pisos turísticos inflan la burbuja de los alquileres» (La Opinión de Málaga, 27/11/2017).

Nada de ello, sin embargo, resulta suficiente para que el gobierno del PP de la Diputación cumpla con las mociones que desde inicio de legislatura aprobó en Pleno a instancias de Málaga Ahora, que en este punto siguió las reivindicaciones de la PAH. Así lo ha explicado en rueda de prensa Rosa Galindo, portavoz en Diputación de Málaga Ahora, que la semana pasada ya anunció que su grupo comenzaba la campaña «Bendodo No cumple» para que el presidente provincial «ejecute por fin las medidas comprometidas o deje de mentir». Galindo ha anunciado que en cada pleno presentará alguna moción o acuerdo presupuestario aprobado pero incumplido «en materia social, medioambiental y de modelo económico».

En el pleno de mañana presentarán una moción que en sendas ocasiones, septiembre de 2015 y julio de 2017, fue aprobada con los votos favorables del equipo de gobierno para que la Diputación constituya un Parque Público de Vivienda de alquiler social compuesto por viviendas de su propiedad y otras provenientes de la negociación con entidades financieras.

Aun así, Galindo ha hecho un sorprendente anuncio: pedirán al equipo de gobierno «y a su socio, Ciudadanos», que en esta ocasión voten en contra: «De este modo por lo menos no estarán engañando a la ciudadanía ni creando falsas expectativas».

 Pobreza energética, situaciones vulnerabilidad personas mayores

La portavoz también ha anunciado que su grupo pedirá que la Diputación redoble los esfuerzos para paliar los casos de pobreza energética de la provincia, que está provocando que el 12% de las familias de la provincia «no pueda mantener su vivienda a la temperatura adecuada», según el último informe de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Y presentará una moción para que la Diputación aborde las graves situaciones de vulnerabilidad que afectan a las personas mayores en la Provincia, siendo este uno de los sectores más afectados por lo recortes, con especial incidencia entre la mujeres mayores.