Jardín botánico de Cueva de Nerja alcanza 10.000 visitas en primer trimestre

0
Más de 10.000 personas han visitado el jardín botánico -Cueva de Nerja (Málaga), que alberga doscientas especies de flora extraña y en peligro de extinción y ocupa una superficie de 26.000 metros cuadrados, desde su apertura el pasado junio.

Esta instalación de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que ha supuesto una inversión de 2,6 millones de euros, forma parte de la Red Andaluza de Jardines Botánicos y Micológicos en Espacios Naturales, según ha informado hoy la Junta en un comunicado.

Desde su creación, esta red establece un modelo territorial de representación, localización y seguimiento de la flora basado en los sectores biogeográficos en los que se divide Andalucía.

El jardín de la Cueva de Nerja pone al alcance de los ciudadanos una muestra de la flora y vegetación del sector biogeográfico malacitano-almijarense, que se extiende por el corredor de Colmenar, montes de Málaga, Axarquía, sierra de Tejeda, Almijara y Alhama, y de una porción de Sierra Nevada.

La instalación cuenta también con una parte dedicada a la labor de vivero y banco de semillas y germoplasma, fundamental para los diversos planes de recuperación y conservación de especies vegetales amenazadas que desarrolla la Junta de Andalucía.

Este jardín, constituido como un centro de educación ambiental para Málaga y Granada, tiene una superficie de cerca de 3 hectáreas y un recorrido adaptado para todos los públicos, estructurado en cuatro zonas diferentes para cultivos tradicionales, vegetación ligada al clima, a suelos especiales y colecciones.

Además de la conservación de la flora amenazada y endémica, la investigación y la restauración de ecosistemas, la Red de Jardines Botánicos de la Junta incluye como fines principales el establecimiento de diferentes tipos de colecciones y la realización de programas sectoriales de educación para la conservación y difusión fitoturística.

Creada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en 2001 con la intención de exponer, dar a conocer y conservar las especies que componen la abundante flora andaluza, esta red cuenta actualmente con doce centros repartidos por la geografía autonómica.