CITA CON LA HISTORIA

0

La noche de los Cristales Rotos

Tal día como hoy 10 de noviembre 1938, en Alemania y Austria se inicia el Holocausto con la “Noche de los Cristales Rotos”.

Este hecho fue una serie de linchamientos y ataques ocurridos en la Alemania nazi y Austria durante la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 contra ciudadanos judíos, por las tropas de asalto de las SA junto con la población civil, mientras las autoridades alemanas observaban sin intervenir.

Fue presentado por los nazis como una reacción espontánea tras el asesinato, el 7 de noviembre de Ernst vom Rath, secretario de la embajada alemana en París por un judío polaco – alemán, aunque los pogromos fueron ordenados por el canciller Adolf Hitler, organizado por Goebbels y cometidos por miembros de las organizaciones nazis apoyadas por la Gestapo y otras fuerzas de policía, dirigidos contra ciudadanos judíos y sus propiedades, y también para la destrucción de las sinagogas de todo el país.

Al menos 91 ciudadanos judíos fueron asesinados durante los ataques y otros 30.000 fueron detenidos y deportados a los campos de concentración de Buchenwald y Dachau, mientras sus casas, sus hospitales y escuelas fueron saqueadas y destruidas por los atacantes.

La Noche de los Cristales Rotos – Kristallnacht- fue seguida por una persistente persecución política y económica a la población judía, y es considerada por los historiadores como parte de la política racial en la Alemania nazi y el paso previo del inicio de la Solución Final y del Holocausto.

El asesinato de Von Rath sirvió como pretexto y el ataque fue pensado para que pareciera un acto espontáneo, pero fue orquestado por el gobierno alemán.

El hecho se difundió por todo el mundo y desacreditó a los movimientos nazis en Europa y Estados Unidos, pues muchos periódicos condenaron el suceso, comparándolo con las revueltas provocadas por la Rusia Imperial en la década de 1880. Estados Unidos retiró a su embajador, mientras otros gobiernos cortaron sus relaciones diplomáticas con Alemania. En la España franquista se justificó y hasta aplaudió el pogromo, mientras que la República Española lo condenó, apoyando a los judíos

La persecución y los daños a judíos alemanes no cesaron, pues además los forzaron a pagar una multa colectiva de mil millones de marcos al gobierno nazi. Era una forma de castigo colectivo, más tarde denunciado ante la Convención de Ginebra.

Aquella noche comenzaba una nueva fase de las actividades antisemitas, conduciendo a la deportación y, finalmente, al exterminio, de la mayor parte de los judíos que vivían en Alemania.

Aunque pocas personas lo supieran entonces, la Noche de los Cristales Rotos era el primer paso en la persecución sistemática y el asesinato masivo de judíos en todas partes de Europa, en lo que fue conocido posteriormente como el Holocausto.