El yacimiento arqueologico de La Araña recibe la acreditación de la UNESCO

El organismo internacional ha destacado la labor de difusión y defensa del patrimonio arqueológico de Málaga que en los últimos años se viene realizando desde esta asociación

0
El centro de interpretación de los yacimientos arqueológicos de La Araña cuenta desde hoy con la placa que le acredita como centro UNESCO en reconocimiento a su labor de promoción de la ciencia, la educación y la cultura.

No en vano, para esta distinción, la UNESCO ha destacado la labor de difusión y defensa del patrimonio arqueológico de Málaga que en los últimos años se viene realizando desde este centro.
En el acto han estado presentes el concejal de Turismo y delegado del distrito Málaga Este, Julio Andrade; el presidente de la UNESCO en Andalucía, Ángel Bañuelos; y el presidente de la Asociación Arqueológica de los Yacimientos de La Araña, Francisco Luis Martínez, así como el prehistoriador Julián Ramos, quien desde 1978 es el investigador de estos yacimientos.

El presidente de la UNESCO en Andalucía ha señalado que la barriada de La Araña se ha decantado como una de las áreas más ricas del patrimonio arqueológico de la Prehistoria andaluza y ha agradecido la labor de investigación que desde 1980 realizan de forma continuada amplios equipos interdisciplinares que han merecido la atención de estudiosos de todo el mundo.
Los yacimientos arqueológicos de La Araña se encuentran situados en una una zona kárstica situada al este de la Bahía de Málaga donde abundan las cuevas y abrigos y donde han aparecido restos preneandertales, neandertales, cromañones y grupos del Neolítico y Calcolítico. El parque alberga siete yacimientos arqueológicos y un centro de visitantes y su construcción consistió en dos fases: en la primera se acondicionó la zona dedicada al Paleolítico Medio y a los neandertales, que incluía los Abrigos 1, 2 y 3 y la Cueva del
Humo.
La zona dedicada al Paleolítico Superior comprende los Abrigos 4 y 5 mientras que los Abrigos 6 y 7 estarán incluidos en la zona dedicada a la Prehistoria Reciente (Neolítico y Calcolítico), que se acondicionarán durante la segunda fase. El centro de interpretación a los visitantes se abrió finalmente el 28 de enero de 2014