CITA CON LA HISTORIA

0

Los peregrinos del Mayflower

Tal día como hoy 9 de noviembre de 1620, frente a las costas de Cape Cod – Massachusetts – los peregrinos a bordo del barco Mayflower divisan tierra.

El Mayflower – Flor de mayo – es el nombre del barco que, en 1620, transportó a los llamados “Padres peregrinos” desde Inglaterra, hasta un punto de la costa este de América del norte, hoy ubicado en los Estados Unidos de América.

Para entender este viaje, hay que hablar de las diferencias entre los peregrinos puritanos y la Iglesia anglicana. Los puritanos, aplicaban una filosofía religiosa aún más radical respecto a las leyes de la Iglesia anglicana, que consideraban impura y por eso el 15 de agosto de 1620 partirían hacia Massachusetts, para crear allí una “nueva Jerusalén” y purificar así la religión anglicana.

Su pretensión, además, era refugiarse de las persecuciones religiosas, como la de la iglesia oficial anglicana y de la inestabilidad política que se vivía en Europa.

Debido a problemas en la nave, se vieron obligados a regresar en dos ocasiones para repararla poco después de zarpar, y en un tercer intento, salieron por fin de Plymouth el 6 de septiembre y consiguieron llegar el 9 de noviembre al continente americano.

Los 102 pasajeros seleccionados, más la tripulación, hacían un total de unas 130 personas embarcadas con gran cantidad de pertrechos, ya que al iniciar una nueva vida en un lugar inexplorado, llevaban de todo lo que pudieran necesitar, incluyendo herramientas, armas, cañones, pólvora, animales vivos; perros, ovejas, cabras y aves de corral.

Inicialmente, el viaje se pensaba realizar en dos barcos: el Mayflower y el Speedwell, pero el Speedwell sufrió una vía de agua y hubo de ser reparado y en un segundo intento, alcanzó mar abierto pero una vez más se vio forzado a retornar, por lo que el viaje definitivo se hizo sólo en el Mayflower.

Finalmente partieron desde Plymouth y la vida a bordo durante la travesía resultó insufrible, pues los viajeros, cansados de tantos viajes y retornos, además de malnutridos, tuvieron que ayudar al carpintero de a bordo en las numerosas reparaciones que se hubo de hacer al barco debido al mal tiempo casi constante.

Llegaron a Cape Cod, en el actual estado de Massachusetts, el 9 de noviembre de 1620 y el primer año en la colonia les resultó muy aciago debido a un clima bastante más frío del esperado que les ocasionó hambruna y epidemias, lograron sobrevivir en gran medida gracias a las ayudas que les dieron los indígenas Wampanoag.

La historiografía tradicional estadounidense, ha presentado a los peregrinos como el “embrión de los Estados Unidos” aunque los orígenes del país resultan mucho más complejos.