CITA CON LA HISTORIA

0

La Estación Espacial Internacional

Tal día como hoy 3 de noviembre del 2000 comienza a funcionar la Estación Espacial Internacional.(ISS)

La historia de la Estación Espacial Internacional comenzó en noviembre de 1998, cuando el cohete ruso Protón colocó en órbita el módulo ruso Zaryá, el módulo principal y más grande y el 2 de diciembre, la NASA puso en órbita el nodo Unity mediante el transbordador espacial Endeavour.

En julio de 2000 se añadió el segundo módulo ruso Zvezdá que aportaba los sistemas de soporte vital a la Estación Espacial para recibir a sus primeros astronautas. El 2 de noviembre llegaron los primeros tripulantes a bordo de una Soyuz lanzada el 31 de octubre de 2000 y un mes después se añadió el módulo que proporcionaba energía solar a toda la estación.

En abril de 2001, los países socios del proyecto autorizaron el primer viaje a la Estación como “turista” espacial, del financiero estadounidense Dennis Tito, quien permaneció seis días a bordo hasta principios de mayo.

Al año siguiente llegó a la estación espacial el laboratorio más importante, el Destiny, de fabricación estadounidense y en septiembre del 2001 se añadió un módulo de atraque ruso con una cámara de descompresión.

En febrero de 2004, los tripulantes realizaron el primer paseo espacial que involucraba a la totalidad de la tripulación. La mayoría de los objetivos del paseo, incluyendo la instalación de equipo externo, se lograron antes de que se abortara la misión, debido a un problema de refrigeración en uno de los trajes espaciales.

El 27 de junio de 2006 una pieza de basura espacial, identificada como el satélite militar estadounidense Hitch Hiker ya fuera de servicio, pasó a 2 kilómetros de la ISS suceso que provocó una situación de alarma y se iniciaron preparativos para una evacuación de emergencia y que concluyó sin incidentes.

Tras el acuerdo de los países participantes de operar la estación en conjunto hasta por lo menos 2020, Rusia planeó la construcción de otros tres módulos que surgieron de una nueva concepción.

En diciembre de 2010, la masa de la estación bordeaba ya las 370 toneladas y su estructura tenía una longitud de 109 metros. Dado que la envergadura definitiva ya se había alcanzado desde la instalación de los primeros paneles solares, la ISS fue desde entonces, y continúa siendo hasta la fecha, la estación espacial más grande que se ha construido en la historia.

De acuerdo con el Memorando de Entendimiento original, la Estación Espacial Internacional estaba destinado a ser un laboratorio, observatorio y fábrica en la órbita terrestre. Además, estaba previsto para proporcionar el transporte, mantenimiento, y actuar como una base de ensayo para posibles futuras misiones a la Luna, Marte y los asteroides.