Psicóloga en Málaga revela que el tiempo… no lo cura todo

1
tiempo no lo cura todo

Psicóloga en Málaga revela que el tiempo… no lo cura todo

Pasamos por diferentes etapas vitales a lo largo de nuestro desarrollo. El tiempo pasa, pero lo interesante es dotarle de contenido psicológico para aprender de cada momento evolutivo. En el siguiente artículo proponemos una visión contextual acerca de los problemas. La Terapia Psicológica puede ayudarnos a entender y aprender de las situaciones que estamos atravesando.

La personalidad humana es resultado de una compleja combinación de afectos, patrones de relación, pensamientos e impulsos. Para que pueda producirse la evolución, es necesario el paso del tiempo. Pero no tanto el tiempo cronológico, que enumeramos a través de fechas. Nos referimos al tiempo con contenido psicológico. Tiempo de elaboración, de conciencia. Tiempo de desarrollo personal.

El deterioro no es algo completamente ajeno a nuestra responsabilidad. Aunque tampoco está completamente bajo nuestro control. Pasa el tiempo, y los seres humanos vamos siendo agentes y objeto de diferentes situaciones. Situaciones personales, familiares, sociales… Viviremos pérdidas, ansiedad, miedo, soledad, que al mismo tiempo serán oportunidad de vivir ganancias, ilusión, autonomía.

Somos el sujeto de múltiples experiencias, que al ser interiorizadas nos harán evolucionar como persona. El cambio ya no es la excepción, sino la constante que se repite a lo largo del tiempo.

Paula Castrillo, Psicóloga Colaboradora en Psicologos Malaga PsicoAbreu, comparte su reflexión acerca de la evolución psíquica a lo largo de la vida. Si el individuo se formula preguntas acerca de sí mismo, necesita conectarlas con lo que le rodea. De esta forma, para comprender nuestro presente es imprescindible lanzar una mirada a nuestra historia.

El ser humano como individuo social, no puede pensarse a si mismo en soledad. Para entender nuestro momento, es necesario tener en cuenta el contexto, así como el momento de vida que estamos atravesando.

El planteamiento biopsicosocial, propuesto por Engel (1977), sostiene que los factores biológicos, psicológicos y sociales determinan la salud y la enfermedad. Se explica mediante la Teoría de Sistemas, de manera que un cambio en uno de los niveles afecta al resto.

Acerca de la historia de cada persona, entendiéndola como nuestra trayectoria evolutiva, podemos encontrar diferentes teorías que nos informan de la importancia de las etapas y crisis que acontecen a lo largo de la vida. La Teoría del Desarrollo Psicosocial de E. Erikson nos ofrece una interesante visión acerca de las etapas vitales del ser humano. En dicha propuesta, aparecen etapas que comprenden diferentes conflictos, retos a los que nos enfrentamos a medida que crecemos.

En cada etapa hay una capacidad a desarrollar. Como son la confianza, la autonomía, la iniciativa, la identidad, la intimidad…. necesitando alcanzar la resolución de la anterior para poder continuar sólidamente con la siguiente meta. Si esto ocurre, sentiremos solidez en nuestro interior. De esta forma podremos continuar nuestro camino con seguridad.