¿Será necesario pedir un visado para trabajar en Reino Unido tras el Brexit?

0
trabajar en Londres tras el Brexit

Desde nuestra integración en la Unión Europea, antes Comunidad Económica Europea, centenares de miles de españoles han buscado un trabajo en Reino Unido. Hasta ahora, el hecho de que el Reino Unido haya formado parte de la Unión Europea ha facilitado esta emigración, ya que la libertad de movimiento de sus ciudadanos es uno de los pilares de la Unión Europea. Por si no queda claro, la libertad de movimiento incluye vivir y trabajar en cualquiera de los países que forman la Unión Europea.

Pero como seguramente sabrás, el Reino Unido ha votado recientemente salirse de la Unión Europea, un movimiento que se conoce popularmente como Brexit, de Britain y Exit.

Aunque el referendum tuvo lugar hace más de un año, tan sólo recientemente se ha producido la petición formal por parte del gobierno del Reino Unido de abandonar la Unión Europea, en concreto, el pasado mes de febrero.

Actualmente se están negociando las condiciones de la salida y los posibles acuerdos comerciales y de colaboración entre las dos partes. ¿Significa esto que los españoles ya no pueden ir a Londres a buscar un trabajo y cumplir así su sueño de vivir en esa magnífica ciudad? ¿Ha llegado el fin del sueño de muchos jóvenes españoles y de otros países de la Unión Europea que buscan una experiencia de trabajo en el extranjero al tiempo que mejoran su nivel de inglés?

La respuesta es sí y no. A día de hoy, nada ha cambiado. Los tratados de la Unión Europea siguen vigentes en el Reino Unido y la libertad de movimiento de los ciudadanos de la Unión Europea para ir a Londres a buscar trabajo sigue siendo total.

Es decir, que si quieres, a día de hoy puedes ir tranquilamente a Londres a buscar trabajo. Es más, dado que el nivel de desempleo actual en el Reino Unido está por debajo del 4% (lo que se considera pleno empleo), es muy probable que encuentres un empleo en Londres en muy poco tiempo, posiblemente en tu primera semana nada más llegar allí.

Sin embargo, es muy posible que a partir del 2019, y casi seguro a partir del 2021, los españoles que quieran in a Londres a buscar trabajo deberán solicitar previamente un visado de entrada y un permiso de trabajo para poder trabajar legalmente en el Reino Unido.

Esto no debería ser necesariamente así. Por ejemplo, algunos países europeos, como es el caso de Islandia o Noruega, han negociado un acuerdo con la Unión Europea mediante el cual se ha establecido lo que se conoce como el Espacio Económico Europeo. Según este acuerdo, se respeta la libertad de movimiento de los ciudadanos dentro de este espacio. Es por eso que, si quieres, puedes emigrar tranquilamente a Noruega en busca de trabajo, a pesar de que Noruega no es un país que forme parte de la Unión Europea. Sin embargo, por poner un ejemplo de las diferencias entre la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo, el Tribunal Europeo no tiene jurisdicción sobre estos dos países, sólo sobre aquellos que forman parte de la Unión Europea.

Pero los actuales dirigentes del Reino Unido han renunciado a formar parte del Espacio Económico Europeo porque consideran que, de alguna manera, supone renunciar al control de sus fronteras, por lo que abogan por negociar un tratado específico para regular las relaciones entre su país y la Unión Europea.

Qué es lo que vaya a ocurrir a partir del 2019 es algo bastante incierto y está sujeto a la más pura especulación. Hay quien opina que el periodo de transición se va a alargar otros dos años. Otros opinan que finalmente se llegará a un acuerdo que garantice la libertad de movimientos entre el Reino Unido y la Unión Europea, máxime cuando el Reino Unido se ha beneficiado enormemente de la mano de obra barata que le llega de los países del sur de Europa, principalmente españoles, italianos, griegos y portugueses.

Sin embargo, yo soy de la opinión que habrá algún tipo de control en el acceso al Reino Unido y que la libertad de movimiento no será total, aunque se establecerán unas cuotas de inmigración más o menos generosas en función de la necesidad que tengan de mano de obra. Es decir, una vuelta a los años 60 y 70 del pasado siglo, en los que muchos españoles emigraron legalmente al Reino Unido en busca de un futuro mejor aprovechando la gran necesidad de mano de obra que había en ese país (y en otros países de Europa), pero solicitando previamente un visado de entrada en el país y un permiso de trabajo.

En conclusión, de momento nada ha cambiado, pero es muy posible que todo cambie en cuestión de dos o tres años. Por eso, si tu sueño es pasar una temporada trabajando en Londres para vivir una experiencia inolvidable en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, al tiempo que mejoras tu nivel de inglés, mi recomendación es que no esperes más y que aproveches este periodo transitorio durante el cual los tratados de la Unión Europea están plenamente en vigor. Además, los vientos favorables que hacen que la economía británica esté creciendo y que apenas exista el desempleo en el Reino Unido te van a permitir encontrar un trabajo en muy poco tiempo.

¿Qué pasará con aquellos que entren en el Reino Unido antes de que se firme el nuevo tratado o se llegue a una ruptura definitiva aprovechando este período transitorio? Es algo difícil de saber, pero me atrevo a decir que el Reino Unido hará una excepción y les permitirá permanecer en el país de manera casi indefinida, al menos mientras siga habiendo escasez de mano de obra para trabajos del sector servicios, tipo hostelería, comercio o distribución.

Por último, puede que en algunos lugares remotos y rurales del Reino Unido haya un cierto rechazo hacia los extranjeros, pero en la ciudad de Londres, donde los extranjeros son minoría, pero una inmensa minoría, no se aprecia ningún signo de rechazo hacia el extranjero. No tienes nada más que ver que el alcalde de Londres es un musulmán de origen paquistaní, aunque nacido en Londres, lo que te da una idea de lo poco prejuiciosos y de lo cosmopolitas que son los londinenses.