Política actual: Falsos dilemas de izquierdas y derechas

0

Por Víctor Picinini.- “En épocas de crisis terminal y necesidad de cambios profundos de la Humanidad la pregunta fundamental ha sido siempre y es: compasión o egoísmo, bondad o maldad, belleza o monstruosidad, luz u oscuridad. Humanismo o anti-humanismo, Violencia o No-violencia”

El “show político” actual asiste en todas las regiones a la hipocresía de los partidos y políticos tradicionales. Los neoliberales dicen que son la “nueva izquierda”. Repiten ideas y propuestas tradicionales del socialismo (por supuesto que luego en el poder, harán lo opuesto a lo propuesto). La izquierda dice que se renueva y copia estéticas y “marketing” de la derecha. Los encuestadores se disfrazan de adivinos (que nuca aciertan nada) y se los llama “gurúes” de la política. “Vendedores de imágenes” se ponen traje de “sociólogos-consultores” y escriben los discursos de los candidatos. Discursos de “bienestar socialista” para los candidatos de la derecha. Discursos “moderados” para los revolucionarios socialistas. La desorientación general ensombrece y degrada a la política actual. Viven sumergidos en la “externalidad de palabras vacías” buscando convencer a quienes tienen que votarlos o elegirlos. Izquierdas, derechas y centro no saben hacia dónde ir. Todo se “desdibuja” en la búsqueda del poder.

Se intuyen grandes cambios en el “sentir” de las sociedades y de la gente. Repitiendo el gran error, recurren y se refugian en antagonismos llenos de violencia de un paisaje del “pasado” para intentar responder a inquietudes del “futuro”. Discursos vacíos que ni ellos mismos creen.

Ya no se trata de desdibujadas políticas de derecha, de izquierda o de centro. Esos viejos esquemas son parte de un mundo que ya no existe. La gente joven y las nuevas generaciones lo sienten y a su manera, con sus códigos y señales, les hacen su “vacío”.

En estas épocas, de crisis profundas de la Humanidad, de necesidades urgentes, de situaciones límites, el dilema fundamental que se necesita resolver, es sencillo y profundo. Se trata de trazar claramente la línea divisoria entre lo que está bien y lo que está mal, entre la belleza y la monstruosidad, entre la solidaridad y el egoísmo, entre el amor y el odio, entre la reconciliación y la venganza, entre la luz y la oscuridad.¿Cómo hacemos esto?. Formulado claramente el problema actual fundamental. Este es:

“Humanismo o anti-humanismo”. “Violencia o no-violencia”.

  • Violencia es continuar sosteniendo la concentración de la riqueza y el sometimiento de los pueblos a la voracidad del capital corporativo y financiero.

  • No-violencia es avanzar hacia una justa distribución de los recursos asegurando hábitat, salud, alimentación y educación en las regiones y poblaciones más necesitadas.

  • Violencia es sostener cualquier valor (dinero, religión, patria, raza o el estado.) por encima de la vida humana.

  • No-violencia es colocar al ser humano y su bienestar por encima de cualquier otro valor.

  • Violencia es apoyar directa o indirectamente la progresiva privatización de la salud y la educación.

  • No-violencia es asegurar, sin dilaciones ni excusas, salud y educación pública de calidad para “todos” los habitantes.

  • Violencia es el sostenimiento y aumento de los arsenales nucleares y convencionales.

  • No-violencia es avanzar hacia la total eliminación del armamento nuclear y convencional en el planeta.

  • Violencia es apoyar y sostener las intervenciones militares y la ocupación de territorios.

  • No-violencia es impulsar decisivamente acuerdos de Paz en los territorios en conflicto.

  • Violencia es apoyar la construcción de “muros” y barreras administrativas que separan a los pueblos.

  • No-violencia es impulsar legislaciones que aseguren el libre tránsito de las personas en todo el planeta.

  • Violencia es sostener una ONU con países con poderes especiales, con países de primera y países de segunda clase.

  • No-violencia es avanzar hacia una Federación Mundial de Naciones con participación igualitaria de cada uno de los países integrantes.

  • Violencia es sostener mecanismos actuales de “democracias formales” donde unos pocos políticos traicionan los mandatos y responsabilidades para las que fueron elegidos.

  • No-violencia es avanzar hacia mecanismos de “democracia directa y real” donde el poder de decisión vaya progresivamente pasando a la gente común.

  • Violencia es sostener una “globalización” donde existen países y corporaciones que concentran y aumentan su poder, y otros que son marginados y explotados.

  • No-violencia es la “mundialización” creciente de manera equitativa e igualitaria, con la mira puesta en el paradigma de avanzar hacia la futura Nación Humana Universal.

    Cada organización, cada fuerza social y política debe expresar con claridad de qué lado está…..y debería actuar en consecuencia.