Benalmádena se ha incautado de más de 4.500 productos falsificados en lo que va de año

0

Policía Local ha redoblado esfuerzos y se ha contratado seguridad privada en Puerto Marina, pero el Ayuntamiento considera que no tiene medios suficientes y reclama más colaboración al Gobierno

Más de 4.500 artículos destinados a la venta ambulante ilegal se han incautado en Benalmádena en lo que va de año, según los últimos datos emitidos por el Ayuntamiento. En su mayoría son prendas de vestir (1.016), zapatillas deportivas (862 pares) y bolsos (460).

La mayor parte de estas aprehensiones las ha realizado la Policía Local en los entornos de Benalmádena Costa y Puerto Marina. Son unas cifras que superan con creces las registradas en años anteriores, porque se ha incrementado la presencia de los agentes en los puntos calientes de presencia de manteros ilegales, e incluso el área de Puerto Deportivo ha contratado servicios de seguridad privada para ampliar la vigilancia.

Para redoblar los recursos municipales destinados a combatir este problema, se han reservado horas extraordinarias a los agentes de la Policía Local durante todas las jornadas del verano para afrontar esta situación. Se trata de “una medida de apoyo al comercio, pero demandamos más recursos por parte del Gobierno para atajar este problema”, ha declarado al respecto el concejal de Seguridad en Benalmádena, Javier Marín.

“Desde el inicio de la legislatura este equipo de gobierno siempre ha estado al lado de los comerciantes en esta complicada situación, al tiempo que a las personas que ejercen esta venta ambulante ilegal les hemos ofrecido alternativas legales, como la venta ambulante de objetos que no vulneren la ley de propiedad intelectual, pero nunca las han aceptado”, ha recordado Marín.

El concejal ha puesto en valor la colaboración con la Policía Local de Torremolinos, “gracias a la que mantenemos una presencia constante en el entorno del arroyo del Saltillo, una de las zonas donde más vendedores se concentran, y en la que recientemente desarrollamos una actuación conjunta”.

“Por parte de este Ayuntamiento estamos poniendo todos los recursos para afrontar este problema, pero vemos como nuestras competencias resultan insuficientes, y por ello reclamamos un mayor apoyo por parte del Gobierno Central”, ha manifestado Marín. Para el concejal, dicho apoyo debe concretarse “en una mayor presencia de agentes de la Policía Nacional, así como mayores esfuerzos para rastrear el origen de esos productos ilegales para actuar en contra de las mafias que los distribuyen”.

Marín también ha solicitado al Gobierno a que inste a las grandes marcas a que se personan en los procedimientos legales por este motivo, así como al Ministerio de Hacienda que hagan “todo lo que esté en sus manos para impedir que estos productos lleguen al mercado comercial de nuestro país”.

Por su parte, Bernardo Jiménez, responsable local de Comercio, ha insistido en que la venta ambulante ilegal “perjudica seriamente al comercio local y las familias que lo sustentan, que luchan durante todo el año por sus negocios, abonando impuestos y tasas para padecer esta competencia ilegal durante el verano, y por ello exigen una respuesta rápida por parte de la administración local”.

El concejal de Comercio ha aclarado que desde el equipo de gobierno “nos consta que subyace una problemática social detrás de este fenómeno, pero también provoca una situación dramática en las familias que se dedican al comercio y comprueban como sus ingresos sufren una merma”. “Es un problema común a todos los municipios, y por ello debemos concienciar a la población de que no debemos adquirir estos productos”, ha apuntado Jiménez.

Concienciar a la población
“Comercio dispondrá de una partida en los próximos presupuestos para desarrollar una campaña de concienciación en este sentido: tenemos que ser conscientes de que la venta ambulante ilegal perjudica tanto al comprador como al vendedor”, ha anunciado el concejal de Comercio, Bernardo Jiménez.

En este sentido, el edil ha señalado que en la presente temporada estival ya se han realizado campañas en este sentido en colaboración con las asociaciones de comerciantes, repartiendo ‘flyers’ en dos idiomas para advertir que hasta la compra de estos productos es algo ilegal”.

“Como Ayuntamiento no podemos dejar de apoyar en estos momentos a nuestro comercio, un sector básico para la mejora de la economía local y la creación de puestos de trabajo”, ha finalizado Jiménez.

Por último, Encarnación Cortes ha señalado que la problemática está siendo especialmente acusada este 2017 “porque estamos viviendo un año turístico excepcional, y el incremento en el número de visitantes atrae también a los vendedores”.

“Por parte de la Concejalía de Playas hemos incrementado la partida destinada a los informadores turísticos, otro recurso para combatir la venta ilegal: su presencia este verano ha comenzado en mayo en lugar de junio”, ha apuntado Cortes.