Benalmádena reestructurará la nueva rotonda de la Costa, que está sin uso desde que finalizaron las obras

0
12

La glorieta no se ajusta a las medidas mínimas y ha provocado accidentes de tráfico. Se construyó para no perder la financiación de Diputación, aunque eran conscientes de que no se podría usar

Una de las últimas rotondas construidas en la avenida Antonio Machado de Benalmádena Costa -el trazado de la antigua Nacional 340- se va a reconstruir en las próximas semanas. El Ayuntamiento ha tomado esta decisión, votada por unanimidad en junta de portavoces, tras varios accidentes de tráfico en este punto y después de salir a la luz pública que el elemento regulador del tráfico, que nunca ha estado en funcionamiento, incumple las medidas mínimas para hacer los giros. De hecho, desde que se finalizó, varias vallas impedían maniobrar para los oportunos cambios de sentido.

El propio Consistorio ha reconocido que los trabajos se ejecutaron para que no se perdiese la financiación destinada por parte de Diputación Provincial de Málaga para los mismos, que ascienden a 48.806,27 euros. Con la reforma, esperan solucionar las deficiencias sin tener que devolver esta cuantía.

En concreto, se ha optado por estrechar la rotonda, recortándola en su caras norte y sur a efectos de no obstaculizar el tránsito de vehículos y que se permita la fluidez del mismo. Además, se mantendrá en la cota de asfalto la impronta circular de la rotonda y la luminaria situada en el centro de la glorieta. Por otro lado, se retornaría al sistema de regulación del cruce regulado con semáforo que existía en la zona antes de la construcción de este polémico elemento. Sólo se permitirá los giros a la derecha (en dirección Fuengirola) y a la izquierda (dirección Torremolinos) a aquellos vehículos que bajan por la avenida Telefónica. Se desconoce, de momento, la fecha de inicio de los trabajos y el coste de los mismos.

Pese a lo publicado en otros medios de comunicación, el concejal de Urbanismo, Vías y Obras, Óscar Ramundo, aclaró en la reunión mantenida con los representantes públicos que “la glorieta no ha podido ponerse en uso debido a que adolece de algunos fallos de diseño que han sido detectados una vez acabada la obra, lo que ha impedido su puesta en servicio”. También se justificó resaltando que el anteproyecto de la misma se había realizado durante la pasada legislatura, cuando el PP ostentaba la alcaldía.

Ante esta situación, sobre la mesa se pusieron 3 alternativas: proceder a la demolición de la glorieta, recortar un carril de circulación por cada sentido en ese tramo de la avenida Antonio Machado -concretamente a la altura con el cruce de la avenida Telefónica- o proceder a una modificación de la glorieta que permitiese retornar a la anchura de carriles previa a su construcción. El encuentro tuvo lugar el pasado día 8 y en él estuvieron presentes representantes de las 7 fuerzas políticas con representación en el pleno de Benalmádena.

Tras un debate entre los portavoces, también se descartó la opción de reducción de carriles para turismos y taxis, ya que la mayoría de los presentes coincidieron en afirmar que en el tramo de la avenida que va desde el hotel Sunset Beach hasta Torremolinos el tráfico es bastante intenso y la medida podría generar muchos atascos.