El PP volverá a la alcaldía de Marbella apoyándose en un grupo independiente

0

Opción Sampedreña, que firmó con IU y PSOE un pacto para gobernar en minoría al principio del mandato, presentará una moción de censura ante las desavenencias con CSSP

El pacto tripartito que aupó al socialista José Bernal a la alcaldía de Marbella -8 ediles del PSOE, 2 de IU y 2 de Opción Sampedreña OSP- se va a romper en los próximos días. Y es que, el partido independentista de la localidad ya ha anunciado que presentará una moción de censura con el PP -que tiene 13 concejales en una ciudad que necesita 14 para una mayoría absoluta- ante las “dificultades” existentes en la actualidad a la hora de cerrar algunos acuerdos de gestión con los 2 representantes de Costa del Sol Sí Puede -la marca Podemos- en el día a día de la ciudad. Así las cosas, está previsto que entre el lunes y el miércoles se presente por registro de entrada en el Ayuntamiento la moción de censura. 10 días después se convocará el pleno en el que se materialice este nuevo pacto de gobierno.

Hace menos de 2 semanas que la agrupación independiente renovó, aunque por la mínima, el acuerdo de gobierno que mantenía con Bernal. En asamblea, el pasado 1 de agosto el Consejo Consultivo decidió dar continuidad al tripartito pero por un escaso margen, ya que de 31 miembros, 16 optaron por seguir el proyecto, 14 respaldar una moción de censura conjunta con el PP, dos de los componentes se abstuvieron y uno optó por que OSP pasara a la oposición. ¿Qué ha cambiado desde entonces? Según ha declarado públicamente el vicesecretario de la agrupación, Rafael Piña, las desavenencias con la formación morada han sido una constante en lo que va de mandato, pero, la gota que ha colmado el vaso ha sido la amenaza de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) de quitar el apoyo al tripartito si no se remunipalizaba la zona azul.

Ante estas declaraciones, realizadas el miércoles, OSP se vio obligada a convocar una asamblea para decidir cómo actuar. El órgano consultivo se reunió en la última hora del viernes y decidió por mayoría dar un giro en la política municipal, y de sus 31 miembros, 20 votaron a favor de la moción de censura, 6 continuar con el tripartito, 3 pasar a la oposición y 2 se abstuvieron.

En opinión del presidente de OSP, Manuel Osorio, «las amenazas y el tipo de política» de Podemos no interesan a San Pedro. Piña ahondó más en las diferencias de postura existentes entre las formaciones de izquierdas: «CSSP ha tensado tanto la cuerda que la ha roto». A su parecer, «hacía falta un cambio porque no podemos seguir con el lastre de CSSP», ya que «es difícil trabajar con alguien que apoya al equipo de gobierno y que no está dentro».

Una de los aspectos que, dicen, haber valorado más, es la estabilidad que ofrece a Marbella tener el apoyo del PP, presidido por Ángeles Muñoz, quien ya ostentó la alcaldía hasta 2015. A preguntas de los periodistas, los políticos reconocieron haber mantenido conversaciones con esta agrupación en los últimos días.

En cuanto a la comunicación con sus, todavía, socios de gobierno, Osorio y Piña informaron que el resultado de la votación se la habían comunicado telefónicamente a Bernal y vía mensaje a Miguel Díaz (IU) porque no habían podido localizarle por teléfono. Aseguraron que se trasladó la noticia a ellos antes que a lo medios de comunicación.

Como constata Málaga al Día, en los últimos tiempos el Gobierno local se había enfrentado cada vez a más dificultades, por las disputas entre la coalición de izquierdas y la formación morada, con la que OSP mantiene numerosos enfrentamientos porque ésta no tiene responsabilidades de gobierno. Los últimos anuncios de inversiones públicas de la Junta (PSOE) para San Pedro, como la construcción de un puente peatonal en su núcleo sobre la carretera a Ronda, o la aprobación de la revisión del proyecto para construir ambulatorio en la zona, han servido para aliviar los caldeados  ánimos entre las filas de los independentistas.


Los dirigentes de OSP han adelantado que está previsto que ambos ediles mantengan sus actuales responsabilidades en el eventual gobierno presidido por Ángeles Muñoz, con Rafael Piña al frente de la Tenencia de Alcaldía de San Pedro y Manuel Osorio en la delegación de Hacienda. Aseguraron también que todos los ediles de la oposición que lo deseen podrán estar liberados.

 
Reacciones
Las declaraciones de Bernal ante lo sucedido no se han hecho esperar. En una comparecencia pública, explicó que «Nos vamos tranquilos con el compromiso de volver, porque nos pueden arrebatar la Alcaldía, pero no la dignidad”.
En el encuentro, estuvo arropado por sus compañeros de filas, los cargos de confianza de su equipo y medio centenar de militantes que lo interrumpieron constantemente con aplausos; ante ellos reconoció su dificultad para asimilar lo sucedido y aseguró sentirse dolido a nivel personal por la decisión de OSP, pero no traicionado.