Proyecto Smart City medirá la calidad del aire en Málaga

0

 

CORREOS colabora con el Ayuntamiento y la empresa Urban Clouds en un proyecto de Smart City, “Programa CURMOS”, que permitirá crear mapas medioambientales de la ciudad
El pasado mes de febrero se comenzó a medir la calidad del aire de Málaga mediante 40 sensores móviles “Appmosfera” instalados en otras tantas bicis de voluntarios y desde mediados de julio un grupo de 15 carteros de la empresa postal y de paquetería están ya colaborando en el proyecto.

Así, carteros seis unidades de distribución de CORREOS de Málaga están recogiendo datos medioambientales con dispositivos “CURMOS” instalados en sus carritos durante las diferentes rutas que realizan en su jornada laboral. Estos profesionales, en su trabajo cotidiano, llegan a distintas calles de la ciudad y se convierten en actores fundamentales que posibilitan una herramienta de medición que puede abarcar a toda la geografía local. Inicialmente, se han seleccionado 15 zonas de verificación y estudio y los equipos instalados son más sensibles para hacer estudios en profundidad, verificar los factores contaminantes y, en caso necesario, plantear medidas correctoras. Al mismo tiempo, el sistema ‘Appmosfera’ seguirá tomando datos para continuar aportando información del resto de la ciudad, para generar servicios ciudadanos y ofrecer información cada vez más fiable.

Esta medición se complementa con 15 dispositivos CURMOS, tres estaciones fijas y un laboratorio móvil de calibración, diseñados por la empresa malagueña de base tecnológica Urban Clouds, cuyo objetivo es el diseño y desarrollo de productos para ciudades inteligentes.

 

Este proyecto, que se inició en 2015 con un programa piloto, se está implementando en distintas fases que durarán un año. Los datos recolectados se envían a un servidor central para su análisis y procesado, lo que permitirá un diagnóstico que servirá posteriormente de base para la puesta en marcha del Plan de Mejora de la Calidad del Aire en Málaga.

La polución ambiental supone un serio problema para pueblos y ciudades, en el que las administraciones han de tomar un papel activo, tanto en la medición de la calidad del aire como en la información y concienciación de la ciudadanía de su importancia; y finalmente en la adopción de medidas basadas en datos contrastados y fiables en tiempo real como los que aporta el sistema CURMOS.

Aprovechando el potencial de disponer de 30.000 carteros que recorren a diario todas las calles del país, CORREOS ofrece a las ciudades nuevas formas de observación y sensorización que pueden aportar información a la gestión inteligente de las ciudades.