Andalucía acogerá a otros 84 refugiados procedentes de Líbano e Italia

0
53

Los desplazados llegarán a las provincias de Almería, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla

Andalucía va a acoger en los próximos días a 84 personas de nacionalidad siria y eritrea demandantes de asilo procedentes de Líbano e Italia, en el marco del acuerdo del Estado español con la Unión Europea. Con ellas, la cifra total de personas acogidas en Andalucía asciende a 1.013, de las que 419 han llegado desde Grecia, Italia, Turquía y Líbano.

De las nuevas 84 personas que llegarán a la comunidad autónoma, un total de 77 -de nacionalidad siria- lo harán desde Líbano, mientras que el resto -eritreos- proceden de Italia.

Los reasentamientos y reubicaciones se realizarán entre las cuatro entidades sociales encargadas de la acogida en Andalucía: a Almería llegarán 19 personas a cargo de CEPAIM; cinco a Córdoba, a cargo de Cruz Roja; siete a Huelva, a cargo de CEPAIM; 14 a Málaga (9 a cargo de CEAR y 5 de Cruz Roja), y 39 a Sevilla (23 a CEAR y 16 al Centro de Acogida de Refugiados).

La Junta de Andalucía completa la atención a estas personas garantizando su acceso a los sistemas de salud, educación y servicios sociales, todo ello coordinado a través de la Mesa Técnica de Atención a Refugiados creada por la Consejería de Justicia e Interior para garantizar que haya una acción conjunta e integral en el proceso de acogida.

De esta forma, las comunidades autónomas completan el proceso de primera acogida que dispensan las ONG que recibieron una financiación extraordinaria del Gobierno central a finales de 2015 para ese fin. El Ejecutivo andaluz está trabajando de manera coordinada y permanente con las entidades sociales especializadas que trabajan en el campo de la inmigración y la atención a las personas refugiadas, y desde marzo de 2016 está constituida una Mesa Técnica de coordinación formada por todos los departamentos de la Junta competentes en esta materia.

En estos momentos, el compromiso del Estado español no alcanza el 8 % de lo acordado con la Unión Europea, a pesar del aumento en el número de solicitantes registrado en 2016. Por ello, la Junta considera que urge el establecimiento de un sistema de acogida más flexible y sostenible, que evite las dificultades en el acceso y ponga en marcha vías legales y seguras de llegada, como los visados humanitarios, la demanda más generalizada entre las organizaciones sociales que atienden a estas personas.

Los retrasos en las resoluciones de las solicitudes de asilo han provocado la acumulación de más de 21.000 solicitudes pendientes de resolver, lo que supone mantener en suspenso el futuro de estas personas. Por ese motivo, la Junta reclama un plan coordinado con el conjunto de las administraciones públicas y la sociedad civil para acelerar la respuesta y alcanzar el compromiso del español.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí