- Publicidad -
Inicio Sociedad Efemérides CITA CON LA HISTORIA

CITA CON LA HISTORIA

0

Almanzor y la conquista de Barcelona.

Tal día como hoy 5 de mayo del 985 Almanzor caudillo del Califato de Córdoba, sale de campaña de la ciudad de Córdoba, expedición que culminará el día 6 de julio con el asalto y conquista de Barcelona. Llevaba consigo alrededor de 40 poetas asalariados para que narrasen sus victorias

Almanzor se plantó ante las murallas de Barcelona en el año 985 y que sometió a la ciudad a una de las peores destrucciones de su historia.

Curiosamente, sobre esta destrucción de Barcelona no hay pruebas arqueológicas y en ningún sitio se han encontrado sustratos que certifiquen el asedio ni los incendios que entonces debieron tener lugar, pero se sabe que ocurrió por la documentación que hay de este episodio.

Almanzor había nacido en Algeciras en el 939, sirvió al califato de Córdoba y en sus correrías cruzó la Península, hasta Santiago de Compostela y muchas de sus razzias están profusamente documentadas, pero sobre su incursión a Barcelona las fuentes no son abundantes.

Por parte cristiana, está la Crónica del monasterio de Sant Pere de les Puel·les, posterior a los acontecimientos, y que presenta serias dudas, así como tampoco hay muchos relatos árabes. Pero en libros, artículos y tesis doctorales hay puntos comunes. Uno de ellos es que esperó para asaltar la ciudad a que los condes de Barcelona se hubieran desligado definitivamente de los reyes francos.

Almanzor salió de Córdoba el 5 de mayo de 985 y emprendió el camino hacia Barcelona por la costa mediterránea y el asalto a la ciudad fue precedido de una batalla en la que el conde Borrell II intentó evitar lo que se avecinaba, aunque hay grandes discrepancias sobre dónde y cuándo se produjo este enfrentamiento, pero lo que es seguro es que los cristianos fueron derrotados.

Las fuentes árabes y cristianas coinciden en señalar que Almanzor llegó ante los muros de Barcelona el 1 de julio de 985 e inició un cerco imposible de resistir para los barceloneses.

Hay narraciones acerca de episodios macabros, como que los sitiadores lanzaban las cabezas de los caballeros muertos en la batalla al interior del perímetro, para acobardar a los defensores, pero de cualquier forma, el día 6 de julio, Almanzor tomó la ciudad a sangre y fuego.

Como ya se dijo, no hay restos arqueológicos de los incendios y saqueos que tuvieron que ocurrir, pero tenemos noticias de las consecuencias de la conquista en la toma de cautivos, cuyos rescates están documentados.

Hay autores que hablan de una especie de mercado celebrado en las inmediaciones de la ciudad adonde acudieron los familiares para saber qué suerte correrían sus parientes, ya prisioneros. Los documentos de los rescates nos han legado los nombres de algunos de estos prisioneros.

Las fuentes árabes sitúan a Almanzor de regreso en Córdoba el 23 de julio, es decir que se entretuvo poco en su correría, cuya consecuencia fue la devastación de Barcelona.

Murió el 9 de agosto de 1002 en Medinaceli, de enfermedad, y más que probablemente sin haber sido derrotado.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.