Compartir este artículo

Poesia

A veces el roce del cuerpo

Porque soñar es vivir...

 

 

A veces el roce del cuerpo humano.

Con el agua  del río, quizá me estremece.

Pienso en amores pasados y no concluidos.

Y a la orilla de río siempre esperaré

El último beso recibido,

Que sé, y así sueño,

Con » El Dios de las pequeñas cosas»,

Que me lo concederá

 

Yo amé y ella fue amada.

Siendo testigo el río.

Nadie nos vio…bajo el cielo del Dios de las estrellas,

Darnos el último beso recibido.

 

¿Y sus manos? ¡Que hablan de amor cuando cogen!,

De besos son todo halagos.

Me dicen de sinsabores -¿Oh, Jesús, divinas manos?-, me atrapan cuando me oprimen…,

Se apoyan en mis costados.

 

Que cuando besan sus labios… yo digo: ¡fueron sus manos!

¡Que yo quiero verla pronto!, caminito de Santiago.

¡Que llevo mis sueños verdes!, y quiero besar sus manos

 

La Coruña (España), 30 de abril de 2017

©Mariano Cabrero Bárcena

 

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas