Rajoy, primer presidente del Gobierno que declarará por corrupción

0

Mariano Rajoy se ha convertido en el primer presidente de la democracia que declarará en un juicio por corrupción. El tribunal que juzga la primera etapa de Gürtel (1999-2005) decidió aceptar la petición de la Asociación de Abogados de Europa (ADADE) por dos votos a uno y en contra del criterio de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado. El PP ha emitido un comunicado en el que asegura que “respeta pero no comparte” la decisión y acusa a ADADE de ser una asociación próxima al PSOE.

El presidente del Gobierno tendrá que responder por la supuesta caja B del PP durante la etapa en la que él era el secretario general del partido y responsable de varias campañas electorales financiadas con dinero de pagos en negro de empresarios a cambio de obras públicas. 

Así lo ha determinado el tribunal de la Audiencia Nacional que preside Ángel Hurtado, que juzga la primera etapa de la Gürtel desde el pasado 4 de octubre. Con esta decisión, el tribunal acepta la petición realizada el pasado 31 de marzo por ADADE, que ejerce la acusación popular, y se opone al criterio de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y varias defensas del caso. Además, esta petición se denegó por dos veces en otros momentos procesales del juicio -febrero y octubre de 2016-.

Según el escrito de ADADE, “resulta imprescindible oírle a él que fue director de diversas campañas electorales”. Esta asociación exige en su escrito que Rajoy aclare “lo sostenido por diversos acusados acerca de la financiación ilegal del Partido Popular para sus campañas electorales”.

De momento, se desconoce la fecha de la declaración y los motivos jurídicos por los que el tribunal acepta ahora la petición de ADADE. Desde que se iniciara la vista oral de este caso en octubre, se han producido dos testimonios como posibles motivos del cambio de actitud de los magistrados. En primer lugar, la declaración de uno de los empresarios ‘arrepentidos’, Alfonso García Pozuelo, dueño de Constructora Hispánica, que reconoció los pagos y señaló que el dinero entregado a Francisco Correa, cabecilla de la trama, era para “los organismos centrales”. 

Y, en segundo lugar, la propia declaración de Francisco Correa. El líder de Gürtel aseguró que entregó dinero al partido proveniente de los pagos de empresarios  habían obtenido obras públicas de instituciones gobernadas por el PP. Supuestamente, ese dinero sirvió según Correa para financiar al partido. El mecanismo se lo propuso en 1996 el propio Luis Bárcenas, tesorero del PP. Mariano Rajoy fue secretario general del PP entre 2003 y 2004 y dirigió varias campañas electorales bajo sospecha.

El PP, respeta pero no comparte

El PP ha señalado en un comunicado que “respeta pero no comparte” la decisión adoptada por el tribunal -por dos votos a uno- de llamar a Rajoy como testigo. Aseguran los populares que existe una “clara intencionalidad política” en la decisión y sostiene que ADADE está liderada por dos personas, Javier Ledesma y Mariano Benítez de Lugo, “muy conocidas por su cercanía al Partido Socialista“.

Ciudadanos pedirá su dimisión si es imputado y PSOE y Podemos quieren que comparezca en el Congreso