CITA CON LA HISTORIA

0

La llamada “incursión Doolittle” contra Japón

Tal día como hoy 18 de abril del 1942, el portaaviones USS Hornet, realiza la llamada “incursión Doolittle” sobre Tokio.

Fue este el primer ataque estadounidense en territorio japonés de la II Guerra Mundial, consistente en un bombardeo sobre su capital por aviones B-25 embarcados en un portaaviones, que – debido a su efecto psicológico y propagandístico – supuso un punto de inflexión en la guerra.

James H. Doolittle – jefe del operativo – usó bombarderos medios, que podía despegar desde un portaaviones con tripulación entrenada.

La idea era acercarse a 400 millas de la costa japonesa, despegar al atardecer y volar sobre el territorio enemigo al amanecer. Los bombarderos no volverían al portaaviones y una vez lanzados, debían aterrizar en bases chinas y rusas, aunque Stalin – a última hora – rehusó prestar sus bases para la incursión y solo quedó el territorio chino como alternativa.

Los resultados de la acción fueron 50 muertos, 250 heridos y 90 edificios destruidos y el daño material fue clasificado como mínimo.

Doolittle – que perdió todos los aviones y casi todos los pilotos – pensaba que sería juzgado por ello, pero en lugar de eso, fue condecorado y ascendido a general.

Cuando falleció en 1993, fue enterrado en el cementerio de Arlington, en lugar dedicado a los héroes.