La Renta Básica Incondicional, una idea que viene de lejos

0
88

Erich From, psicólogo y filosofo humanista (23 de marzo de 1900, Alemania al 18 de marzo de 1980, Suiza). Influenciado por Marx y Freud, tenía solo 14 años cuando estalló la I Guerra Mundial y este hecho, que conlleva un comportamiento tan feroz, le marcó profundamente e intentaría explicarlo con su obra. En su pensamiento armoniza el marxismo con el psicoanálisis y lleva éste a la interpretación de la sociedad.

Influyó profundamente en los ambientes universitarios de la época con su obra “El miedo a la libertad” (1941) Desarrollo una idea política a la que llamó “socialismo humanista comunitario” y en su pensamiento están presentes tambien las aportaciones de Oriente: “Budismo zen y psicoanálisis” (1947)

El año 1955, Erich Fromm escribe en su obra “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea” sobre la necesidad de un ingreso garantizado, con el cual muchos males, dice, de las sociedades comunistas y capitalistas desaparecerían.

La esencia de esta idea es que todas las personas, trabajen o no, deben tener el derecho incondicional de no morir de hambre ni carecer de techo. Recibirán sólo lo que necesitan básicamente para mantenerse, pero no recibirán menos.

Este derecho expresa un nuevo concepto en la actualidad, aunque es una norma muy antigua, proclamada por el cristianismo y practicada por muchas tribus ‘primitivas’: los seres humanos tienen el derecho incondicional de vivir, sin importar si cumplen su ‘deber para con la sociedad’.

Otorgamos este derecho a nuestros animales favoritos, pero no a nuestros semejantes. El campo de la libertad personal se ampliaría enormemente. Una persona que es económicamente dependiente de otra ya no se vería obligada a someterse. Las personas talentosas que deseen prepararse para una vida diferente podrán hacer esto. Los estados modernos “benefactores” han aceptado este principio, pero no en realidad. La burocracia aún administra a la gente, aún la domina y humilla, pero el ingreso garantizado no requiere ninguna prueba de necesidad. No se necesitaría un programa para administrar un programa de seguridad social.

Un ingreso garantizado asegura una libertad y una independencia reales. Por ello es inaceptable para cualquier sistema basado en la explotación y en el dominio del otro. La idea parecerá impracticable o peligrosa a los que creen que la gente es básicamente perezosa por naturaleza, sin embargo no tiene una base real, simplemente es un lema que sirve para racionalizar la resistencia a renunciar al sentimiento de poder sobre los individuos indefensos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí