Erdogan pide una movilización de musulmanes contra Holanda y Alemania

El presidente turco llamó este martes a los musulmanes que viven en Holanda y Alemania a no votar por los partidos gobernantes y prometió combatir el "fascismo" en Europa.

0
42

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien busca votos entre la diáspora turca para un referéndum con el que quiere reforzar sus poderes como presidente, dijo también que Holanda practica «terrorismo de Estado» y que la «personalidad perversa» de los holandeses es conocida desde la matanza de musulmanes de Srebrenica, en la guerra de Bosnia, en 1995.

«Europa es un continente demasiado importante como para abandonarlo a merced de los Estados canallas», dijo Erdogan en un discurso en Ankara de cara al referéndum del 16 de abril para cambiar la forma de gobierno parlamentaria de Turquía por un presidencialismo.

En especial se dirigió a los musulmanes: «Continuaremos con los pasos que dimos ayer (lunes). Intensificaremos la lucha contra la xenofobia, el racismo y la hostilidad al islam, empezando con la Organización de la Cooperación Islámica», prometió en su discurso, transmitido en directo por el canal NTV.

Un día antes de las elecciones en Holanda y a seis meses de las de Alemania, el mandatario turco llamó a los musulmanes residentes en esos países a no votar por los partidos de la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro holandés, Mark Rutte.

«Desde aquí hago un llamado a Holanda y Alemania, a todos los hermanos extranjeros musulmanes que se hallan allí: cuando vayáis a votar, a esos dos, que albergan enemistad hacia Turquía, ¡alto ahí! ¡no les den el voto!» pidió Erdogan, citado por la agencia de noticias EFE.

El presidente turco Recep Erdogan acusó a Holanda de practicar «terrorismo de Estado»

En el mismo discurso volvió a criticar la actitud de Holanda por retener, el sábado pasado, a la ministra turca de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan, que acudió a Rotterdam para dar un acto, pero fue finalmente expulsada del país, en lo que Ankara considera una violación de la Convención de Viena.

Después de acusaciones de «fascismo» y «nazismo», Erdogan habló este martes de «terrorismo de Estado» y evocó la masacre de Srebrenica en la antigua Yugoslavia, donde en 1995 las tropas holandesas bajo mandato de la ONU no impidieron una masacre de bosnios a manos de milicias serbias.

«Conocemos Holanda y a los holandeses desde la masacre de Srebrenica. Conocemos su carácter, su personalidad tan perversa desde que masacraron a 8.000 bosnios. Lo sabemos bien», dijo.

El sábado, Erdogan acusó a Holanda y a Alemania de prácticas «nazis y fascistas» por impedir que ministros de Turquía intervengan en actos políticos para pedir a los ciudadanos turcos en esos países que apoyen la reforma constitucional presidencialista.

El referéndum turco desató crisis diplomáticas en varios países europeos, sobre todo con aquellos donde vive una gran cantidad de turcos. En Alemania vive la principal comunidad turca del mundo, con 2,7 millones de integrantes.

Holanda concentra una diáspora de unas 400.000 personas, una minoría que ha sido objeto de varios ataques de grupos de ultraderecha y del candidato Geert Wilders, uno de los favoritos para los comicios de mañana en el país, en los que se elegirá un nuevo gobierno.

Las acusaciones de Erdogan hacia los Países Bajos continúan. Profundizamos en hoy con @JennyPerezTV [jr]

Ver imagen en Twitter
Cada vez más países impiden a Turquía celebrar actos de campaña

Este martes, Bélgica se sumó al grupo de países que impiden la celebración en su territorio de los actos de campaña a favor del referéndum turco al cancelar un acto a favor de Erdogan que la Unión de Demócratas Turcos Europeos (UETD) tenía previsto realizar el próximo 9 de abril en Gante, en el norte del país.

En Alemania, en tanto, el estado federado de Sarre se convirtió este martes en el primero del país en anunciar su intención de prohibir en su territorio actos de políticos turcos en apoyo a la reforma constitucional.

Annegret Kramp-Karrembauer, primera ministra de la región, en el oeste de Alemania, y miembro de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, dijo que su gobierno regional hará todo lo posible para impedir que en este estado limítrofe con Francia se celebren este tipo de actos políticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí