NOTAS

0

Entre nubes de oro y nácar sueles esconderte, y la voz
perdida en el viento se escucha ya…
El mundo, te dará cuanto contiene y tuyo será. Siento
que no es nada nuevo lo que digo, el tema es viejo y la
palabra rancia, también está trillado el camino por el que
ando ahora…¡Caminar por el, es todo arrogancia!!.
Tú, la hoguera del sol alimentas, vistes el cielo de azul,
coronas la aurora de luz, música al río das y aromas a
las olas del mar.
¡Vano es llorar a la juventud perdida, y vano es buscar
remedios a nuestros daños lejanos!!.
Haz que tus ojos peleen con la llama del crepúsculo,
mientras las hojas se desvanecen en el agua de tu alma.