New York, New York

0

Hace algún tiempo que vengo pensando en visitar Nueva York, y más recientemente, en si me impedirán la entrada en el país si continúo publicando mi opinión respecto al nuevo presidente. Por otro lado, me he preguntado si los medios están siendo justos con él o si están exagerando, repudiándolo como al Patito Feo entre los cisnes. Así que he tratado de buscar aspectos positivos de su persona que como en cualquier ser humano también él debe tenerlos, y encontré cuatro:

Primero, que cumple sus promesas. Por ejemplo, dijo que daría trabajo, y a los periodistas les ha dado un filón inagotable para escribir tras cada intervención y rueda de prensa o en cada filtración respecto a los contactos de sus asesores con Rusia. No hay día que un periodista que se precie no tenga un tema sobre el que comentar del presidente y a pesar de que los haya acusado de deshonestos les regala grandes titulares y cuentan con más lectores que nunca. Incluso van a tener que dedicar una sección exclusivamente para sus asuntos.

Segundo, está en contacto permanente con el pueblo. Usando Twiter y las redes sociales mantiene informados a sus seguidores al instante, aunque me temo que le será difícil dar explicaciones satisfactorias en 140 caracteres, con tantas que tendrá que responder en el futuro, va a necesitar gran capacidad de síntesis. Además puede orientarles sobre lo que deben pensar de sí mismo, como en el tweet: “Sé que algunos de ustedes pueden pensar que soy duro y áspero pero realmente soy una persona muy compasiva (con un IQ muy alto).

Tercero, el que más aprecio, que despierta el sentido del humor en todo el mundo. Inspira desde la más fina ironía a los memes más grotescos. Los vídeos sobre su frase: “América first”, provocó una reacción en cadena de numerosos países, reales o imaginarios, o planetas que solicitan el segundo puesto del ranquin para ellos, ser los “Second”. Con sus ingeniosas bromas la risa está asegurada.

Y cuarto, el presidente informa al momento de sus nuevas amenazas y de lo que es falso y verdadero. Si hay mujeres que manifiestan haber sido objeto de un trato deshonesto por su parte, o recibe denuncias por violar a una chica de trece años o de su primera mujer, es absolutamente falso; si se trata del cambio climático, cuento chino; pero si se refieren a crear puentes de comunicación con Rusia o China, es cierto, o como poco, una posverdad.

A pesar de su esfuerzo, la encuesta de Gallup revela que es el presidente menos popular de los últimos tiempos. Algunos defienden que las mentiras mil veces repetidas terminan creyéndose como verdad. En cambio, yo aunque me quede sin dormir en New York, soy partidaria de “la verdad os hará libres”.

“Como me quieres bien, Sancho, hablas desa manera —dijo don Quijote—, y como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles; pero andará el tiempo, como otra vez he dicho, y yo te contaré algunas de las que allá abajo he visto, que te harán creer las que aquí he contado, cuya verdad ni admite réplica ni disputa.” El Quijote, Cervantes


New York, New York

Artículo anteriorBarcelona acoge la manifestación “más grande de Europa” a favor de los refugiados
Artículo siguienteCITA CON LA HISTORIA
Avatar
Nací en Málaga el 27 de enero de 1965, tengo tres hijos y trabajo como profesora de Religión en el colegio Novaschool Añoreta en rincón de la Victoria, Málaga. Licenciada en Derecho y diplomada en Ciencias Religiosas. Participo en el periódico Paréntesis y ahora en el periódico digital Malagaldía. Algunos de mis relatos y microrrelatos se han publicado en libros como Las vueltas del aire, Déjame que te cuente, Un grieta en la jaula, La costa quedó atrás, Memoria de la pasada tormenta, Fuego interior, Estampados, cuentos de la crisis y Relatos Voltea, entre otros. Soy autora del libro de microrrelatos La Margarita Dijo Sí y La Vida Es Rosa. Actualmente estoy publicando por capítulos la novela Diario de una mujer cansada en distintos medios vía internet, y participo en el próximo libro de microrrelatos “Desahuciados” que publicará editorial Traspiés. Creo en Dios y en la bondad del ser humano.