Futuro se escribe con “F”

0

BALADA TRISTE DE TRUMP

El futuro, utopía o quimera, en todo caso, es un misterio que se resolverá. Cuestiones como qué nos deparará el 2017, qué ocurrirá este fin de semana con la tormenta que se avecina, qué nos espera en los próximos años con la política del nuevo presidente de los Estados Unidos o qué comeré mañana, serán respondidas con el transurso del tiempo.

Jesús decía que no nos preocupemos, que a cada día le basta con su propio afán, pero la realidad es que el futuro siempre me ha preocupado, y aún más, desde que salió elegido Mr. Trump. Dos semanas le han bastado para mostrar al mundo el principio que regirá su mandato: “América first, América first”. Donde América parece sinónimo de Bancos, Petróleo y Tortura, de autarquía para satisfacer a los que más tienen y contaminar más, usando los miedos como medios, y donde los fines los justifican. Principio que podría resumirse en “Hago lo que me viene en gana porque soy la estrella del Alba”.

Esta ciclogénesis explosiva llamada Donald Trump amenaza con derribar los cimientos de la democracia, el respeto a los derechos humanos y las libertades públicas; ya nos ha saturado de razones para calificarla de contraria a una política de solidaridad con el resto del mundo. Sus manifestaciones parecen hacernos retroceder en el tiempo, “La tortura funciona. Absolutamente, creo que funciona” , declaró hace unos días. Pero Mr. Trump, la cuestión no es si funciona o no, sino si es lícito o no, usarla. “El fin justifica los medios”, es un principio maquiávelico, y la sociedad lo que desea es avanzar hacia otros ideales más humanos, más propios del futuro que del pasado. Todos deseamos acabar con la inseguridad y la violencia, pero el método es importante.

La violencia no destruye la violencia, puede detener un conflicto por breve tiempo, pero a la larga resurgirá con más fuerza. La solución requiere un modo definitivo. Solo se me ocurre, que debemos indagar por ese camino que aún nunca hemos transitado, en vez de invertir en armamento, dediquemos esos fondos a la solidaridad con los que se sienten pisoteados, de modo que no tengan motivos para el resentimiento. Por el camino de Trump, el futuro será violento, más incluso que ahora. Futuro, se escribe con F de fe, y de fuerza, pero del cariño. Quizás el futuro, Mr. Trump, demuestre que el cariño funciona. El tiempo lo dirá, aunque yo, absolutamente creo que funciona.

“Métodos puede haber un millón y alguno más, pero principios hay pocos. El hombre capaz de captar principios puede luego escoger sus propios métodos. El que aplica métodos ignorando los principios con seguridad encontrará problemas.” (Ralph Waldo Emerson)

https://www.youtube.com/watch?v=V4illAjn3sg