Bosque urbano Málaga contra la contaminacion

0
60

Málaga Ahora demuestra que se supera hasta en «diecisiete veces» los niveles permitidos para iniciar cualquier actuación urbanística y que la creación del bosque urbano acabaría con el problema.

Según el informe elaborado Miguel Ángel Quesada Felice, catedrático de Fisiología Vegetal de la Universidad de Málaga, «No existe riesgo para la salud», ha explicado Rodríguez, «mientras no se excave, como ya avisaba el informe del AVE», pero «comenzar trabajos de cimentación en unos terreno altamente contaminados liberaría tal cantidad de gases cancerígenos procedentes del benzeno que la salud de los vecinos correría un peligro real»

 Ni un solo informe ha realizado el Ayuntamiento sobre la contaminación de las 177.000 hectáreas que hasta el año 2000 ocupó Repsol entre los distritos de Carretera de Cádiz y Humilladero. Ni siquiera ahora, cuando pretende construir cuatro rascacielos de viviendas y un centro comercial. Todo ello «a pesar de que un informe emitido durante las obras para el AVE ya advertía de los altos índices de concentración de hidrocarburos en la zona y recomendaba no excavar», ha declarado en rueda de prensa Ángel Rodríguez, portavoz de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Málaga Ahora.

Esa «inoperancia» ha llevado a Málaga Ahora a encargar varios análisis de la zona, que a pesar de haberse realizado a solo 30 centímetros de profundidad certifican niveles hasta 17 veces superiores a los permitidos. Estos resultados están en consonancia con los que la propia petrolera concluyó en 2002, cuando aún no había una normativa específica. Entonces, Repsol certificó que los terrenos, a unos 3 metros de profundidad, contaban con niveles de concentración de hidrocarburos de entre 3.000 y 4.000 miligramos por kilo, cuando la normativa estatal, avalada por la Unión Europea y el reglamento autonómico, permite solo 50.

«De hecho, la Junta está obligada a incoar un expediente sancionar al Ayuntamiento, que puede traducirse en una multa de hasta 300.000 euros si no comienza de inmediato la descontaminación», ha adelanto Rodríguez, cuya formación ya ha entregado a la Consejería de Medio Ambiente y al Ayuntamiento los resultados de los análisis.

El informe del catedrático Quesada alude al reglamente andaluz, que exige descontaminar según la mejor técnica disponible, «y esta solo es la fitorremediación» (el uso de plantas): «Descontaminar mediante la plantación de diferentes es una solución mucho más económica que el traslado de varias toneladas de suelo, lo que además supone un riesgo cierto para la salud de los operarios», ha detallado Rodríguez. De esta esta forma, ha añadido, se darían los primeros pasos para el anhelado bosque Urbano, que defiende la plataforma ciudadana del mismo nombre y con cuyas ideas está «totalmente de acuerdo» Málaga Ahora.

Junto a Rodríguez han estado Isabel Jiménez e Ysabel Torralbo, portavoz adjunta y portavoz respectivamente de Málaga Ahora. Esta última ha recordado que en el Pleno del pasado mes su grupo logró que se aprobara una moción para descontaminar los terrenos de manera inmediata si se demostraba la contaminación, y que hace un año ya se presentó otra moción en sentido parecido, «pero solo nos hemos encontrado con una pasividad asombrosa». En ese sentido, se ha mostrado sorprendida por que el Ayuntamiento se haya limitado a esperar a una serie de catas a la SAREB, promotora de las viviendas proyectadas, «en lugar de encargar un equipo científico un análisis fehaciente mediante expediente público, como corresponde».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí