CITA CON LA HISTORIA

0
47

La caída del dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez.

Tal día como hoy 23 de enero de 1958, un movimiento cívico-militar derrocó en Venezuela al gobierno del dictador Marcos Pérez Jiménez.

Pocos días antes, el primero de enero, aviones militares surcaron los cielos de Caracas en un intento golpista, ante el asombro de los ciudadanos, ya que hacía un mes se había efectuado un plebiscito para prolongar el mandato de Pérez Jiménez y legitimar su régimen.

A medida que se fueron revelando los nombres de los implicados se pudo apreciar el profundo malestar entre los oficiales del ejército y aunque el golpe fracasó, aceleró el proceso que terminaría 23 días más tarde con el régimen.

Las causas fueron la crisis militar, que alteró el poder absoluto que tenía el primer mandatario en las Fuerzas Armadas y también la crisis política por la descomposición del gobierno, a raíz de las elecciones de diciembre de 1957, que originaron dos cambios de gobierno sucesivos en solo tres días.

En la madrugada del 23 de enero, pese a contar con el apoyo de un importante sector de las Fuerzas Armadas, Pérez Jiménez decidió abandonar el país en avión hacia la República Dominicana, para luego asentarte en España, bajo la protección del régimen franquista, significando esto el comienzo de la era democrática de Venezuela.

Al conocerse la noticia del derrocamiento, el pueblo se lanzó a la calle, saqueando las casas de los adeptos al régimen; atacando la sede de la Seguridad Nacional y linchando a algunos funcionarios.

En pocas horas el Palacio de Miraflores se convirtió en el lugar de reunión de los sublevados así como dirigentes políticos que nombraron una Junta de Gobierno Provisional que reemplazaría al régimen derrocado, así como un gabinete de juristas, empresarios y ejecutivos, reservándose a un militar el ministerio de Defensa.

Posteriormente, se convocaron elecciones para diciembre de ese mismo año, se liberaron los presos políticos, regresaron los exiliados y se abrió un proceso contra los responsables del depuesto gobierno.

El 16 de agosto de 1963, el presidente Rómulo Betancourt obtuvo la extradición de Pérez Jiménez, lo encarceló y lo condenó a 64 años de prisión por malversación de fondos, en la cárcel de Caracas, donde estuvo durante cinco años para luego ser liberado al dictársele sentencia por un período menor al de su tiempo de reclusión.

Marcos Pérez Jiménez, murió en el exilio en Alcobendas – Madrid – el 20 de septiembre de 2001 de un ataque al corazón, a sus ochenta y siete años de edad.

En esos días se inició de forma definitiva, una nueva etapa en la historia de la Venezuela contemporánea que en la actualidad la ha llevado a una gran inestabilidad política económica y social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí