ANHELOS

0

Hace bastante tiempo, que me he dado cuenta, de
haber dejado la niñez, sin apenas desearlo…
Jamás quisiera perder sin motivos, ese tren que
transporta tantos momentos vividos.
Pretendo evitar, que llegue la ocasión, de sentirme
robado al despertar cualquier mañana…¿resulta mucho
pedir?.
Mi sana intención y mayor alegría, es recobrar la paz,
y regresar al amarillo limón de mis sueños pasados.
¡En estos momentos, llueve sobre mi corazón!!.
¡Es el agua de la nostalgia!.
Déjame mirar en el fondo de tus ojos, enmarcados
en esa figura geométrica ojival. No se muy bien que
puedo hacer, pues los besos que me diste, se han
tornado fríos…
Abandoné mi ocupación de buscador de pepitas de
oro, y lo que me queda en el cedazo, son diminutas
piedrecillas de cantos rodados y arenisca.
¡Quiero descartar la duda de que sea mi corazón una
sombra de mis sentimientos!.