Alemania arremete contra los internautas que predican odio a los refugiados

LAS AUTORIDADES ALEMANAS DESPLEGARON ESTE MIÉRCOLES UN OPERATIVO EN 14 ESTADOS FEDERADOS DONDE REGISTRARON LAS CASAS DE 60 PERSONAS ACUSADAS DE PUBLICAR EN INTERNET MENSAJES DE ODIO RACIAL, SOBRE TODO CONTRA LOS REFUGIADOS.

0

También este miércoles, en Bruselas, la Comisión Europea (CE) presentó propuestas para un sistema común de asilo europeo más “eficiente, justo y humanitario”, mientras que Human Rights Watch denunció que los solicitantes de asilo que ingresan a Hungría cruzando sus fronteras sin papeles son “golpeados cruelmente” y deportados.

Tras la redada de este miércoles, una medida inédita en en Alemania, el ministro de Interior germano, Thomas de Maizière, definió su política: “Tenemos principios morales tanto offline como online. La violencia verbal es inaceptable y abre el camino a la violencia real. No hay ningún espacio donde no se aplique la ley en Alemania”.

La investigación que motorizó este operativo se centra en 36 miembros de un grupo de Facebook que durante varios meses publicaron mensajes que glorificaban el nacionalsocialismo e incitaban al odio xenófobo, dijeron autoridades judiciales, informó la Policía Criminal de Alemania (BKA) en un comunicado.

Este miércoles, la policía registró las viviendas de los sospechosos, 11 de ellos de distintos sectores de Berlín, pero no hubo detenidos. Los principales acusados son los dos administradores del grupo: un hombre de 42 años de Ostallgau y uno de 37 años procedente de Nuremberg, agregó el comunicado.

La redada, coordinada por la Fiscalía de Kempten, en el estado de Baviera, y la BKA, es la primera que se realiza en el país destinada a combatir la propagación de mensajes de odio en la red, en una política de tolerancia cero.

El vocero de la fiscalía, Bernhard Menzel, dijo que el principal objetivo del operativo “era recabar pruebas para determinar la gravedad de los delitos que supuestamente cometieron. Cuando se hayan evaluado las pruebas se tomarán nuevas medidas y no se descartan que se dicten órdenes de detención”.

Por su parte, el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, sostuvo que “la acción decidida de las autoridades debería llevar a todo el mundo a pensarlo dos veces antes de publicar algo en Facebook”, consignó la agencia de noticias DPA.

“El número de actos criminales de odio de origen derechista en Internet aumentó notablemente en relación con la situación de los refugiados en Europa. El odio en Internet no debe envenenar el clima social”, analizó el presidente de la BKA, Holger Münch.

Y remarcó que los ataques a los centros de refugiados “son con frecuencia el resultado de una radicalización en las redes sociales. Por ello debemos actuar consecuentemente contra los contenidos que violan la ley en Internet”, afirmó.

También este miércoles, la ONG Human Rights Watch denunció que en los últimos días inmigrantes que llegaron al país de manera irregular “incluyendo mujeres y niños, fueron cruelmente golpeados y forzados a regresar por la frontera”.

La investigadora de la ONG, Lydia Gall, acusó a la policía húngara de “patear, golpear con bastones y rociar gas pimienta a los refugiados”.

Esta violenta respuesta tiene su correlato legislativo ya que el Parlamento húngaro implementó una ley la semana pasada que permite a las autoridades aprehender a refugiados hasta ocho kilómetros dentro del territorio del país y devolverlos a la frontera con Serbia.

En tanto, la CE, el órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE), reunida este miércoles en Bruselas, planteó cambios en la normativa sobre los procedimientos que sirven para conceder protección a los demandantes de asilo, así como en las condiciones de recepción y los criterios de protección, destacó la agencia de noticias EFE.

Estas iniciativas son “la pieza que completa la reforma del sistema europeo de asilo”, dijo el comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramopoulos que subrayó que ayudarán a “asegurar un mismo trato a los solicitantes, con independencia del Estado miembro en el que presenten su petición”.

La situación desesperante se graficó también en Grecia donde este miércoles la guardia costera informó que al menos cuatro inmigrantes murieron tras el naufragio de una precaria embarcación al este de la isla griega de Lesbos, en el Egeo oriental, y continúa la búsqueda de tres desaparecidos en el suceso.

Desde el martes los guardacostas, rescataron 49 inmigrantes en tres naufragios, dos en Lesbos y uno en Kos.

Más de 1,2 millones de personas, en su mayoría huyendo de las guerras de Siria, Irak y Afganistán, llegaron a las costas de Europa desde principios del año pasado, desatando la mayor crisis de refugiados del continente desde la Segunda Guerra Mundial.

El aluvión ha continuado pese a medidas adoptadas por la UE para frenarlo, incluyendo un acuerdo con Turquía para devolución de refugiados llegados a las islas griegas del mar Egeo desde la costa turca.